Empresas de economía social

Definición
Las empresas de economía social son organizaciones empresariales democráticas, fundamentadas en la valoración de la persona y en entorno (local) por encima del capital, en las que los beneficios de la actividad son repartidos entre todos sus integrantes.
El principal logro de estas empresas es la generación de cohesión social allí donde se instalan:
- Generan empleo y estabilidad  (son competitivas).
- Resuelven crisis sectoriales o territoriales gracias a su carácter colectivo y a la no deslocalización de la producción. Es decir, quedan ancladas al territorio en que se crearon permitiendo que este resurja, crezca y se mantenga en el tiempo. Esta actitud es una fuente de riqueza que evita, en muchos casos, la despoblación de los territorios.
- Son emprendedoras y participativas, por lo que potencian esas mismas cualidades en sus integrantes. Las empresas de economía social son también conocidas como “escuelas de democracia económica”.
- Son socialmente solidarias. Integran en sus organizaciones a personas discapacitadas o en riesgo de exclusión social.

Tipos de empresas de economía social

Cooperativas
Organizaciones empresariales basadas en principios democráticos: adhesión voluntaria y abierta de los socios, gestión democrática (una persona un voto), participación económica de los socios (reparto de los beneficios empresariales en función del trabajo aportado y no del capital), educación, formación e información (escuela de democracia económica) e interés por la comunidad (desarrollo sostenible de lo local).
Tanto su estructura como su funcionamiento se rigen por esos principios con independencia del alcance de su actividad: autonómico, estatal o internacional.

Sociedades laborales
Organizaciones empresariales en la que el capital social está, de forma mayoritaria, en manos de los trabajadores: trabajadores socios; sin que ninguno de ellos tenga más del 33,33% del capital.
La relación laboral es de carácter indefinido (contrato indefinido).
Ningún socio puede trabajar más del 15% del total de horas trabajadas en la empresa. En caso de sociedades laborales con menos de 25 miembros el límite asciende a 25%.
Pueden ser sociedades limitadas o anónimas, pero siempre con un mínimo de 3 socios. Los trámites de constitución son los mismos que los de cualquier otra sociedad mercantil.

Mutualidades
Asociaciones de personas, sin ánimo de lucro, para ejercer una actividad aseguradora de carácter voluntario, complementaria del sistema de previsión de la Seguridad Social.
Su estructura, gestión y órganos de gobierno son de carácter democrático: pueden participar todos los mutualistas.
Cada asegurado es a su vez socio o mutualista (coinciden) y tiene los mismos derechos y obligaciones que el resto.

Centros especiales de empleo
Organizaciones empresariales integradas en más del 70% por discapacitados: compatibilizan viabilidad económica (capacidad productiva y competitiva) con compromiso social.
Sus objetivos son la generación de empleo para este colectivo, su formación y el apoyo personal y social necesario para facilitar la integración de los mismos en el mercado laboral ordinario.
Los centros especiales de empleo pueden ser creados por organismos públicos o privados y por las empresas.

Empresas de inserción
Organizaciones empresariales creadas para la reintegración en la sociedad laboral de sus miembros (personas con grave riesgo de exclusión o dificultad para encontrar trabajo) mediante una experiencia laboral remunerada. La relación laboral se formaliza a través de un contrato temporal ordinario.
La participación de estas personas en la organización requiere de un itinerario de inserción que consta de los siguientes pasos: Servicio de acogida y asesoramiento (se diagnostica la situación de la persona). Plan de trabajo individualizado. Pretalleres laborales (recuperación de los conocimientos necesarios que ya se tenían). Talleres de especialización laboral (perfección de conocimientos y habilidades). Empresa de inserción (puesta en práctica de lo aprendido). Entrada en el Mercado de trabajo ordinario.
La plantilla debe estar compuesta por un mínimo de 30% y un máximo de 60% de trabajadores en inserción. El porcentaje varía en función de las Comunidades Autónomas, pero nunca rebasa el mínimo o el máximo.

Cofradías de pescadores
Corporaciones sectoriales de derecho público que representan los intereses económicos de armadores de buques de pesca y de trabajadores del sector extractivo (sus socios).
Su actividad, sin ánimo de lucro, es informar y colaborar con las administraciones competentes en materia de pesca marítima y de ordenación del sector pesquero, para satisfacer las necesidades e intereses de los socios y contribuir al desarrollo local, la cohesión social y la sostenibilidad.

Asociaciones de la discapacidad
Asociaciones que facilitan la integración y el desarrollo del trabajo a las personas discapacitadas. Realizan actuaciones no cubiertas por las empresas: transporte, solicitud de accesos (rampas), solicitud de eliminación de barreras…