Dar de alta una tienda online como empresa

Las tiendas online son cada vez más populares. En los últimos años el e-commerce o comercio electrónico se ha multiplicado en España y se espera que la cifra de negocio siga aumentando en los próximos años. La oferta de tiendas online es en la actualidad realmente grande en prácticamente todos los sectores. La alta demanda de servicios de venta online y la relativa facilidad a la hora de montar y gestionar este tipo de negocios, ha hecho que su número haya crecido rápidamente.

A la hora de montar una tienda online hay dos opciones para hacerlo. La primera de ellas es darse de alta como autónomo, la segunda es registrar la tienda online como una sociedad.

Para dar de alta una tienda online como empresa lo primero que hay que hacer es decidir que tipo de sociedad se desea formar. En estos casos lo más habitual es elegir la forma de Sociedad Limitada (SL), aunque se puede escoger otra forma de sociedad mercantil o incluso se puede constituir una Sociedad Civil.

Si se ha optado por una sociedad mercantil, lo siguiente es buscar un nombre para la empresa. En el apartado de denominaciones del Registro Mercantil Central se puede comprobar que nombres están libres.

El siguiente paso es la redacción de una escritura pública de constitución de empresa ante el Notario. La escritura recogerá datos esenciales como los datos de identificación de los socios, su participación en la sociedad y denominación de la empresa.

Otro de los pasos importantes es abrir una cuenta bancaria como sociedad. Tratándose de una Sociedad Limitada, la aportación inicial debe ser de al menos 3.000 euros. El banco expedirá un certificado de apertura que deberá presentarse ante el Notario al tiempo de elaborar la escritura pública de constitución de la sociedad.

Tampoco pueden faltar unos estatutos sociales que indiquen los datos básicos de la sociedad y su objeto. Esta tarea es mejor dejarla en manos de profesionales, generalmente un Notario o un abogado.

Una vez que se tiene la escritura pública, la misma debe ser presentada en el Registro Mercantil en un plazo máximo de dos meses, acompañando además copia del CIF provisional y certificación de denominación social.

Por último, se debe llevar a cabo el alta en el Impuesto de Actividades Económicas, lo que se hace presentando en Hacienda el modelo 036.

Con estos pasos, la tienda online ya ha quedado constituida como una empresa y está lista para comenzar a operar.

Una vez constituida la tienda online, es importante que la misma se atenga a la legalidad vigente. En este caso son especialmente importantes las disposiciones legales de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE) y la Ley de Consumidores y Comercio Electrónico.

Esta normativa regula entre otras cuestiones los ficheros de datos personales que hay que dar de alta, los derechos básicos de los consumidores, la responsabilidad de la tienda por los daños sufridos por la mercancía durante el transporte, los formularios de desistimiento y otras cuestiones importantes.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar