Indicadores a tener en cuenta antes de montar una franquicia

Las franquicias han crecido de forma notable en los últimos años. De hecho, durante los años más duros de la reciente crisis económica fueron de los pocos negocios que consiguieron mantener el crecimiento. Y es que la franquicia es una opción cada vez más viable para aquellos emprendedores que están buscando entrar de lleno en el mundo de los negocios pero no se atreven a hacerlo solos.

 

¿Qué determina la viabilidad de una franquicia?

En líneas generales abrir una franquicia puede ser un negocio rentable, pero para conseguirlo hay que tener en cuenta diversos factores.

En primer lugar hay que analizar los resultados obtenidos en los últimos tiempos por negocios o franquicias similares a la que interesa al emprendedor. También hay que hacer un análisis tanto del mercado como de la competencia, para ver si es viable la presencia de otro establecimiento dedicado a lo mismo.

Conociendo el tamaño del mercado objetivo y los hábitos de consumo de las personas que viven en ese área, se puede hacer un cálculo aproximado de los ingresos que se podrían llegar a obtener.

Este proceso requiere de una importante inversión de tiempo, pero es esencial para poder valorar la rentabilidad del negocio.

Además de factores externos, también hay que tener en cuenta los indicadores financieros habituales en todo negocio, como la estacionalidad o no del negocio, el retorno de la inversión realizada (cuanto tiempo se tardará en recuperar la inversión) y el flujo de negocio.

A ello hay que sumar además la cuota de franquicia, es decir, la parte del beneficio obtenido que el franquiciado debe abonar a la empresa matriz en compensación por usar su imagen y su marca.

Teniendo en cuenta todos estos factores resulta mucho más sencillo hacerse una idea de la situación del mercado y de los resultados que se pueden conseguir con un determinado negocio.

El beneficio depende exclusivamente del franquiciado

Hay que tener en cuenta que la empresa matriz ayuda a sus franquiciados a sacar adelante su negocio, gestionando cuestiones como la negociación con proveedores o el marketing, pero la responsabilidad última en los beneficios del negocio es del franquiciado. Por eso, antes de tomar la decisión de entrar a formar parte de una franquicia hay que analizar bien todos los indicadores económicos y barajar distintas posibilidades de inversión.

Con un mejor conocimiento de las variables económicas y de lo que se puede conseguir, resulta mucho más sencillo escoger el tipo de franquicia más adecuado.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad

Código de seguridad
Refescar

Aviso legal - Política de cookies y configuración. Encontrará la información sobre Protección de datos en los diferentes formularios de la página donde se puedan solicitar datos personales