Autofinanciación de autónomos

La autofinanciación son las aportaciones que hace el propio autónomo cuando comienza su actividad empresarial, lo puede hacer tanto en dinero como en especie.
Para el autónomo la autofinanciación no tiene un coste directo, pues es él el que directamente aporta los fondos económicos y no tendrá ninguna remuneración en forma de intereses.

El coste de la autofinanciación puede ser en la mayoría de los casos mayor que la financiación ajena:

  • Porque los interés que paga por la financiación ajena podrán deducirse fiscalmente.
  • Porque se espera un rendimiento mayor de los fondos propios que de los ajenos, ya se asume un riesgo mayor cuando es autofinanciación.

Cuando se dispone por parte de la persona autónoma de recursos, es mejor optar por la autofinanciación, sobre todo en épocas en las que existe inseguridad en el mercado financiero y el acceso al crédito es difícil.

Ventajas

  • Cuando el que aporta los fondos es el autónomo no hay necesidad de devolverlos y por tanto la tesorería se encontrará en una mejor situación.
  • La tramitación y los costes son los mínimos.
  • Existirá mayor autonomía financiera.
  • Mayor solvencia, que será útil si pretende endeudarsemás adelante.

Desventajas

  • Hay algunos autónomos que no tienen recursos financieros.
  • El riesgo asumido por la autofinanciación es mayor con respecto al endeudamiento.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar