Las ratios financieras

Las ratios financieras son argumentos que dan unidades financieras y contables  de comparación y medida con las que se puede analizar el  actual o pasado estado de una organización en función de unos niveles óptimos determinados para cada una de estas.

Las condiciones que se deben de cumplir para llevar a cabo la comparación de datos son las siguientes:

  • Expresar las cantidades de los datos a relacionar a través de las unidades de medida que deben ser coincidentes unas con otras.
  • Los datos financieros relacionados deben corresponder a un mismo período  o momento de tiempo.
  • Debe de haber relación financiera, económica y administrativa entre las cantidades que se comparan.

El principal objetivo de las ratios financieras es obtener  información complementaria y diferente, útil para realizar el análisis, pudiendo ser de carácter financiero, económico o patrimonial. Para alcanzar este objetivo hay que tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Considerar única y exclusivamente aquellas ratios que den información útil para el análisis que se realiza, no teniendo en cuenta aquellas que no sean relevantes.
  • Solo se debe delimitar aquellas ratios que tengan magnitudes relacionas, si no la información que se aporte no será de utilidad.

Existen 4 grandes grupos sobre ratios que son los siguientes:

  • Las ratios de rentabilidad: que miden la capacidad de producción de utilidadde las empresas. Las más importantes ratios que examinan la rentabilidad son la ratio de rentabilidad financiera, que se consigue por la división del rendimiento neto entre los propios recursos; y la ratio de rentabilidad económica, que se consigue dividiendo la explotación y el activo neto medio.
  • Las ratios de gestión: determinan la eficiencia y la efectividad de la gestión en la administración del capital de trabajo y manifiestan los posibles efectos de las políticas y decisiones que son llevadas a cabo por la empresa por el uso de sus fondos. Se manifiesta también la prontitud  con la que se convierten en efectivo las existencias o la cuentas por cobrar. Las dos ratios más importantes en este apartado son el periodo medio de desembolso  a proveedores y el periodo medio de recaudación a clientes, a través de los cuales se obtiene el número de días que se tarda en pagar y cobrar por la empresa, además de los créditos que se tienen con los proveedores y con los clientes.
  • Las ratios de liquidez: que calculan la capacidad de pago para hacer frente a las deudas a corto plazo que tienen las empresas, esto es el dinero en efectivo que se tiene. Las siguientes son ratios de liquidez:
    - Ratio “acid test” o de tesorería: se logra al dividir la suma del disponible y el realizable entre el exigible a corto plazo. Lo que indica la capacidad que tiene la empresa para saldar sus deudas a corto plazo, haciendo uso del activo corriente sin introducir las existencias. El valor de la ratio tendría que ser  uno para no encontrarse con problemas de liquidez.  Si el valor fuera menos que uno la empresa podría conllevar el riesgo de suspender pagos ya que no tendría los activos líquidos suficientes para observarlos.
    - Ratio de liquidez corriente: se logra al dividir el activo corriente entre el pasivo corriente. Esta ratio es la más importante  medida de liquidez, y pone de manifiesto  la proporción de deudas a corto plazo que son cubiertas por los elementos del activo. Cuanto más sea el valor de la ratio, mas será la disposición  de la empresa de abonar sus deudas.
  • Las ratios de solvencia: enseñan la cantidad de recursos que se consiguen de terceros para la empresa. Permite saber si la empresa es estable en términos relacionados con composición de pasivos, y cómo se comporta en cuanto al capital y el patrimonio. Las más importantes ratios de solvencia son:

- La ratio de calidad de la deuda: se obtiene dividiendo el pasivo a corto plazo y el total de las deudas. Es el pasivo corriente (deuda a corto plazo)  sobre el pasivo corriente más pasivo no corriente (total de la deuda), que interesa que sea lo menos posible, puesto que reflejará una mayor facilidad para devolver los fondos ajenos al aumentar los vencimientos en el tiempo de estos.

- La ratio de endeudamiento: se logra al  dividir el pasivo total entre el activo total. Es el porcentaje de fondos de participación de los acreedores, a largo o a corto plazo, en los activos.

Las ratios suelen ser diferentes para cada empresa, y han de ser interpretadas en conjunto y en series de tiempo, no pudiéndolo hacer en solitario pues no podría definir el estado de una empresa.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar