Madrid amplía la tarifa plana para autónomos

La desaparición de tejido industrial ha sido muy importante en España durante los años de la crisis. El volumen de empresas actual ha bajado mucho con respecto al que había a finales de 2008. El descenso en el número de empresas se ha traducido a la vez en un aumento de la tasa de desempleo. Los trabajadores de las empresas que han desaparecido han pasado a engrosar la fila del paro, pero no han sido los únicos afectados. Empresas que hoy en día siguen activas se han visto obligadas a realizar ajustes en sus plantillas para poder continuar con su actividad.

Esta situación acabó generando un clima en el que encontrar un trabajo era casi una misión imposible, independientemente de la formación y/o experiencia que se tuviera. Además afectó especialmente a los colectivos que tradicionalmente han tenido más dificultad para entrar en el mundo laboral, como ocurre con las mujeres, los parados de larga duración y los mayores de 50 años.

Al reducirse las oportunidades de encontrar un trabajo por cuenta ajena, el número de emprendedores comenzó a crecer. Sin embargo, muchos de ellos no se atrevían a dar el paso de comenzar su propio negocio por el elevado coste que supone montar una empresa o darse de alta como autónomo.

Con este panorama estaba claro que debían adoptarse medidas que impulsaran el autoempleo y precisamente por ello se adoptó la conocida como tarifa plana para autónomos. Esta media establece ayudas para los nuevos autónomos, reduciendo la cuota de la Seguridad Social de los más de 260 euros habituales (la cuota mínima) a poco más de 50 euros.

La tarifa plana de 50 euros se aplica durante los seis primeros meses de actividad, pasado ese tiempo se aplica una cuota que es el 50% de la base mínima actual hasta llegar a los 12 meses. De los 13 a los 18 meses la cuota se reduce un 30%. De los 19 a los 30 meses la reducción se mantiene en un 30% para los hombres menores de 30 años y las mujeres menores de 35.

Algunas Comunidades Autónomas han decidido aumentar las ayudas para estimular el autoempleo. Es el caso de la Comunidad de Madrid, que ha ampliado la tarifa plana de 50 euros de los seis meses que establece la legislación estatal hasta los 18 meses.

La medida es además retroactiva y pueden beneficiarse de ella los trabajadores que se hayan dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) a partir del 10 de octubre de 2015.

La medida puede suponer un ahorro de unos 3.900 euros durante el primer año y medio de actividad y se espera que pueda ayudar a unos 18.000 autónomos.

Esta ayuda también se reconoce a socios de cooperativas de sociedades laborales, quedando fuera los autónomos colaboradores y societarios.

Para poder beneficiarse de esta tarifa plana ampliada es necesario que la actividad profesional se ejerza en la Comunidad de Madrid y que el interesado esté al día con sus obligaciones fiscales.


Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar