Bonificaciones a la contratación

A pesar del actual escenario de crisis económica son varias las bonificaciones y reducciones que se realizan en diferentes tipos de contratación laboral para intentar ayudar a la creación y consolidación de empleo. Estas bonificaciones están destinadas a la creación de empleo en general, al fomento de la contratación en determinados colectivos menos favorecidos, al mantenimiento del empleo existente y a la promoción del autoempleo como opción laboral para emprendedores.

Medidas para fomento y mantenimiento del empleo

Dentro de las medidas encaminadas al fomento del trabajo autónomo se establecen bonificaciones del 50% de la cuota mínima de autónomos para aquellos trabajadores con discapacidad. Esta bonificación tendrá una duración de 5 años desde el inicio de la actividad. Para jóvenes emprendedores menores de 30 años, en el caso de los hombres, y de 35 en el caso de mujeres, la bonificación establecida es del 30% de la cuota durante un periodo de 30 meses. Las nuevas altas de familiares colaboradores también resultan bonificadas durante 18 meses. Los trabajadores contratados para sustitución del trabajador autónomo que cese en su actividad de forma temporal por maternidad u otras razones relacionadas, no supondrán ningún coste de Seguridad Social para el empresario durante el tiempo que dure la sustitución.

En cuanto a las medidas para el mantenimiento del empleo se establecen una serie de bonificaciones o reducciones que benefician al mantenimiento del empleo de personas mayores de 59 años, a los contratos de interinidad para sustitución de empleados en periodos recogidos dentro de las medidas de conciliación de la vida personal, laboral y familiar, y a la prolongación de los periodos de actividad de personal fijo discontinuo en hostelería, comercio y turismo.

Las bonificaciones y reducciones vigentes también favorecen la contratación indefinida de personas con discapacidad, de colectivos contratados mediante contratos de formación y aprendizaje, de personas en situación de exclusión social, de jóvenes, y de víctimas de violencia de género y terrorismo. En todas estas medidas se aplican bonificaciones y reducciones que varían según el tipo de contrato inicial y el colectivo al que pertenece el trabajador, y en todos los casos su aplicación se realiza de forma indefinida.

Bonificaciones y reducciones en las cotizaciones

Si bien en determinados casos las bonificaciones tienen un importe específico, en la mayoría de los casos el beneficio aplicado consiste en una reducción total o parcial del importe correspondiente a la cotización a la Seguridad Social. La aplicación de muchas de estas bonificaciones y reducciones se mantiene vigente mientras la tasa de desempleo del país se mantenga por encima de determinados porcentajes.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar