Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE)

El “Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE 2007-2013)” es un programa de ayuda a las pymes, tanto de productos como de servicios, para que desarrollen una actividad exportadora de manera eficaz, con mínimo riesgo, y sostenida en el tiempo.
El Programa, que emana del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, cuenta con la financiación de los fondos FEDER de la Unión Europea para sufragar casi la totalidad de los gastos de la puesta en marcha de la práctica exportadora. Y ofrece un apoyo integral, adaptado a las necesidades de la empresa, consistente en el asesoramiento y colaboración de expertos así como en una serie de servicios respaldados por las instituciones de promoción y comercio exterior.

Para poder participar en el proyecto PIPE se han de cumplir una serie de requisitos:
- Ser persona física o jurídica (autónomo o empresa) con nacionalidad o dirección social española.
- Tener menos de 250 trabajadores (las pequeñas empresas, menos de 50 trabajadores, y las microempresas, menos de 10 trabajadores, están especialmente incluidas).
- Tener un volumen de negocio anual inferior o igual a 50 millones de euros.
- Tener un Balance general anual inferior o igual a 43 millones de euros.
- Disponer de un producto o servicio con potencial exportador.
- Si la empresa ya ha comenzado una actividad exportadora, que esta no supere el 30% de su facturación.
- Cumplir la normativa nacional y europea: obligaciones tributarias y de Seguridad Social, Prevención de Riesgos Laborales, Licencias, Permisos,…

Para participar el en Programa se debe acudir a cualquiera de las Secretarías Técnicas (órganos que gestionan el Programa en el ámbito local) y solicitar la adhesión al mismo. El directorio de Secretarias Técnicas (direcciones, teléfonos, email) se puede consultar en: camaras.org.
La participación en el Programa se formaliza mediante la “Carta de Adhesión” y en ella se indican los compromisos que asume la empresa.

El Programa se desarrolla en tres fases:
La primera fase, denominada de “Diagnóstico de Posición Competitiva y de Potencial de Internacionalización”, tiene una duración aproximada de 2 a 4 semanas y es eliminatoria.
En esta fase la empresa y un tutor, facilitado y sufragado al 100% por el PIPE, analizan de forma conjunta las fortalezas y debilidades de la misma y se elabora un documento que recoge el valor añadido de la empresa (aquello que puede ofrecer: su ventaja competitiva y el potencial exportador). El análisis y elaboración del informe se lleva a cabo en tres reuniones de una duración total (en conjunto) no superior a 8 horas. El informe, redactado por el tutor, determinará si la empresa puede iniciar una actividad exportadora y, por lo tanto, participar en el programa PIPE.

En la segunda fase, que tiene una duración aproximada de 3 a 4 meses, se diseña, con la ayuda de un consultor externo experimentado (denominado Promotor) facilitado por el Programa, el “Plan Estratégico de Internacionalización”.
El promotor se reúne con la empresa un mínimo de 30 horas y ayuda en la elaboración y diseño del Plan. Al término de la fase, empresa y promotor acuden a la Secretaría Técnica y presentan el Plan de Internacionalización desarrollado.
Los gastos contemplados por el PIPE y derivados de la 2ª y 3ª fase son pre-financiados al 100% por la empresa y después abonados (solo el 80%) por el Programa a la misma.

La tercera fase es la puesta en marcha del Plan Estratégico de Internacionalización. Suele tener una duración aproximada de 20 a 21 meses, y se lleva a cabo con el asesoramiento del Promotor y la ayuda de un Colaborador.
El Colaborador es la persona contratada/designada por la empresa para el desarrollo del Plan. Su única labor será la creación y puesta en marcha del departamento de exportación. La contratación de esta persona, sufragada en parte por el PIPE, debe cumplir los siguientes requisitos: duración mínima de 1 año; persona con formación cualificada o experiencia de 5 años en exportación demostrable; y dominio de inglés. La figura del Colaborador no puede ser cubierta por un familiar de los socios o directivos de la empresa, ni por un trabajador que haya prestado servicios en ella con anterioridad.

El Promotor, durante esta fase, asesorará a la empresa y al Colaborador mediante reuniones. La duración total de las mismas será de un mínimo 40 horas y un máximo de 70 horas. Los costes del Promotor también son sufragados en un porcentaje por el PIPE.

* La duración de las fases es orientativa y puede ser ampliada o reducida en función de las circunstancias de la empresa. En cualquier caso, la segunda  fase más la tercera fase no deberán superar los 2 años.

Enlaces de Interés:
Página Oficial del PIPE
Información de las Cámaras de Comercio

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar