Género y roles de género en la igualdad de oportunidades

Una de las principales diferencias entre los individuos es el género, ya que biológicamente las mujeres y los hombres no son idénticos, por eso expresiones tales como “todas las mujeres son iguales…” o “todos los hombres son iguales…”  son arriesgadas, están basadas en roles de género y en estereotipos.

Al conjunto de normas culturales y sociales se le denomina roles de género, estos marcan la diferencia entre personas en cuanto a cómo deben actuar, cómo deben sentir y cómo deben ser. En épocas anteriores las actividades que tenían que ver con el cuidado y la reproducción se asociaban al rol femenino y aquellas que tenían que ver con la manutención, protección y trabajo se asociaban al rol masculino.

A partir de estos roles se originan los estereotipos, que fijan los distintos papeles que asumen los hombre y las mujeres en la sociedad.

La valoración entre los estereotipos femeninos y masculinos es distinta, los primeros tienen un valor negativo mientras que los segundos gozan de un valor positivo. Esta valoración tan diferente justifica y explica la posición tan distinta entre hombres y mujeres en la sociedad, y también explica la actuación y la intervención tan diferente que tienen ambos en la sociedad.

El objetivo de la igualdad de oportunidades no es cambiar las ideologías ni la forma de pensar, si no de beneficiarse de la capacidad de todas aquellas personas que componen la sociedad. Y por ello  es importante señalar que la comunidad no se enriquecerá de las aportaciones de las personas si no se ofrecen las mismas  oportunidadesa todos para demostrar sus capacidades.

Estereotipos como el de que todas las rubias son tontas son opiniones generalizadas fundamentadas en ideas preconcebidas, impuestas como un cliché a las personas que pertenecen al grupo al que se alude. Vinculados normalmente a discriminaciones y prejuicios sociales  ofreciendo una visión simple y generalizada, muy difícil de modificar porque se difunde de generación en generación.

Estas descripciones están realizadas de forma subjetiva y no objetiva, sirviendo como excusa para el acoso de las mujeres y también de aquellas personas cuyos pensamientos, opciones y capacidades son diferentes. No dejando aportar a la sociedad esas diferencias.

Científicamente es difícil negar las diferencias entre mujeres y hombres que llevan a los estereotipos de género, pero cada vez son más los que creen que tales diferencias no son relevantes ya que cada persona es diferente en sí, no por ser hombre o mujer, y si por la influencia de diferentes factores sociales, culturales y ambientales.

Psicólogos como Louann Brizendine o Barón-Cohen afirman que los cerebros masculinos están dirigidos a la construcción y comprensión de sistemas  y los cerebros femeninos están dirigidos a la empatía. La sociedad admite algunas de las siguientes diferencias:

  • La orientación y la capacidad espacial es mejor en el hombre.
  • La concentración es mayor en el hombre que en la mujer.
  • Las mujeres pueden realizar más tareas a la vez, mantener una conversación mientras leen el periódico.

Algunas investigaciones afirman que el problema se resuelve evitando que las diferencias biológicas se utilicen para justificar las discriminaciones y no se soluciona negándolas. Estas discriminaciones se sufren todavía en el ámbito laboral llegando a producirse despidos cuando una mujer se queda embarazada, o cuando una mujer que realiza las mismas funciones que un hombre percibe menos salario.

Para acabar con los anteriores estereotipos se deben seguir las siguientes ideas:

  • Denunciar cualquier discriminación o violencia de género.
  • Análisis de la estructura del mercado laboral.
  • Facilitar formación para aquellas personas que se encargan de la selección de personal y orientación laboral, adapten el perfil de la mujer y mejoren su empleabilidad.
  • Conceder medidas que concilien la vida personal con la laboral.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad

Código de seguridad
Refescar

Aviso legal - Política de cookies y configuración. Encontrará la información sobre Protección de datos en los diferentes formularios de la página donde se puedan solicitar datos personales