Agricultura ecológica

La agricultura ecológica, orgánica o biológica es una forma de producción agrícola sostenible que excluye el uso de productos de síntesis química (fertilizantes, plaguicidas…) y de semillas transgénicas, y que utiliza: prácticas de labranza y conservación de suelos y agua; rotación de cultivos; incorporación de materia orgánica (rastrojos y estiércoles), cultivos de cobertura y abonos verdes; control biológico de plagas; utilización de recursos propios de la finca mediante el reciclado de nutrientes; y diversificación de la producción.

Su principal objetivo es obtener productos agrícolas de máxima calidad nutritiva, no agotar la fertilidad de la tierra y respetar el medio ambiente.

Los beneficios de la agricultura ecológica:

  • Beneficios para la salud:
    • Son más saludables porque no contienen aditivos sintéticos, pesticidas ni residuos tóxicos persistentes. La ingesta de alimentos producidos por la agricultura tradicional hace que el cuerpo absorba las sustancias que se han impregnado en los vegetales. Algunas de estas sustancias pueden provocar, a largo plazo, enfermedades.
    • Son más nutritivos porque al utilizar fertilizantes naturales el contenido de vitaminas, minerales esenciales y antioxidantes es mayor.
    • Son más sabrosos y se conservan mejor.
  • Beneficios para el medioambiente:
    • No contamina con productos químicos la tierra, el agua ni el aire.
    • Al no contaminar respeta la fauna y la flora del lugar, manteniendo la biodiversidad.
    • Frena la desertización mediante fertilizantes naturales y una gestión adecuada del agua.
    • Realiza cultivos rotativos que no esterilizan el suelo; y utiliza técnicas de labranza poco erosivas y respetuosas con el entorno silvestre.
    • Utiliza semillas locales, adaptadas a las condiciones climatológicas de la zona, para realizar cultivos de temporada, con lo que evita que estas variaciones agrícolas desaparezcan.
    • Recicla los residuos y emplea recursos renovables locales en los sistemas agrícolas.
  • Beneficios socioeconómicos:
    • La práctica de laboreo requiere una elevada mano de obra que genera empleo en zonas agrícolas fijando la población.
    • El uso de productos naturales locales revierte en la compra de materia prima local aumentando la riqueza de la zona.
    • El mercado de la agricultura ecológica está en expansión. Se estima que el 80% de la producción se exporta a Europa lo que supone una fuente de divisas.


Situación de la agricultura ecológica en España

La superficie agraria destinada en España a la agricultura ecológica supera las 800.000 hectáreas. Es el segundo país europeo y el octavo del mundo en cuanto a superficie de cultivo ecológico.

Por comunidades autónomas, Andalucía lidera la producción ecológica seguida de Aragón, Extremadura, Castilla la Mancha y Cataluña.

Su producción en 2004 fue superior a los 250 millones de euros y revertió en más de 1700 industrias de transformación.

El mercado español abarca a un 38% de la población y se estima que más del 80% de la producción se exporta a mercados europeos.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad

Código de seguridad
Refescar

Aviso legal - Política de cookies y configuración. Encontrará la información sobre Protección de datos en los diferentes formularios de la página donde se puedan solicitar datos personales