Factura electrónica (e-Factura)

La factura electrónica es el equivalente digital de la factura tradicional en papel. Tiene la misma validez fiscal y jurídica si cumple con los requisitos legales y reglamentarios. Garantiza la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido. Y se puede gestionar, almacenar o intercambiar a través de Internet, produciendo un importante ahorro de tiempo, espacio y papel.
No se debe confundir la factura electrónica con la factura tradicional digitalizada. Esta opción, digitalizar las facturas en papel una vez impresas, la utilizan muchas empresas para enviársela a sus clientes o para almacenarlas y gestionarlas de forma rápida y eficaz, pero no exime de la obligación de conservarlas en papel original.


Requisitos para realizar y gestionar facturas electrónicas:
- Disponer de ordenador y conexión a Internet.
- Disponer de un programa informático que pueda dar formato a la factura. Los formatos más habituales son: .pdf, .doc, .jpeg, txt, etc. El formato de la firma electrónica es .fir.
- Si se va a trabajar o se trabaja con la administración pública lo más sencillo es realizar todas las facturas en el mismo formato que solicitan: formato Facturae 3.2. Los formatos de la administración pública están en facturae.es.  También es recomendable leer la guía de ayuda desarrollada por la Agencia Tributaria.
- Disponer tanto emisor como receptor de certificado digital o firma electrónica reconocida.
- Tener el consentimiento del cliente, verbal o escrito, para poder emitir facturas electrónicas. Este consentimiento puede ser revocado en cualquier momento por el destinatario de la factura con lo que la empresa estará obligada a enviarle las facturas en papel.
- Conservar la matriz de las facturas en un fichero de almacenamiento y gestión durante el periodo de prescripción y garantizar la accesibilidad completa a las mismas (visualización, búsqueda selectiva, copia o descarga en línea e impresión).

¿Cómo realizar una factura electrónica?
Para realizar una factura electrónica, aunque existen programas específicos de facturación como Facturae, si no se va a trabajar con la Administración pública es suficiente con:

 

- Realizar la factura recogiendo los siguientes datos: nº de factura; fecha de expedición; razón Social emisor y receptor; NIF emisor y receptor; domicilio emisor y receptor; descripción de las operaciones (base imponible); tipo impositivo; cuota tributaria; y l fecha prestación del servicio, si es distinta a la de expedición. Y almacenarla en un fichero de datos.
- Firmar dicha factura con un certificado digital o electrónico (firma electrónica) propiedad de la empresa y añadir el sello digital a la misma.
- Enviar la factura al receptor a través de CDs, memoria Flash o Internet.


Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar