Entidades de Capital Riesgo

Entidades financieras que se dedican a financiar temporalmente a empresas que presentan dificultades para  obtener financiación.
Se pueden crear como:

- Sociedades de Capital-Riesgo: Sociedades Anónimas que participan temporalmente en el capital de empresas no financieras que no cotizan en bolsa.
- Fondos de Capital-Riesgo: Son únicamente patrimonio y dependen de una sociedad gestora para realizar sus funciones de financiación.

Las Sociedades Gestoras de Entidades de Capital-Riesgo son Sociedades Anónimas que administran y gestionan Fondos de Capital-Riesgo (patrimonio) y activos de Sociedades de Capital Riesgo. Requieren de un capital social inicial de 300.000 €, suscritos y desembolsados.
Número de socios: Consejo de administración con un mínimo de 3.
Responsabilidad: Limitada.
Capital: Sociedades de Capital-Riesgo un mínimo 1.200.000 € suscrito y desembolsado al 50% en el momento de constitución; el resto ha de desembolsarse en los 3 años siguientes. Fondos de Capital-Riesgo un mínimo 1.650.000 € dividido en participaciones con consideración de valores negociables.
Fiscalidad: Impuesto sobre sociedades.
Trámites específicos en el proceso de constitución:
- Certificación negativa del nombre en el Registro Mercantil Central.
- Autorización previa administrativa, a propuesta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en la Dirección General del Tesoro y Política Financiera del Ministerio de Economía y Hacienda.
- Escritura pública ante Notario.
- Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados en la Consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma correspondiente.
- Inscripción de la empresa en el Registro Mercantil.
- Inscripción de la empresa en el Registro Administrativo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
- Nº de identificación fiscal en la Agencia Tributaria.

Trámites comunes:
- Alta en el censo de empresarios e Impuesto sobre Actividades Económicas en la Agencia Tributaria.
- Afiliación, número y alta en el Régimen de la Seguridad Social.
- Si se contratan trabajadores: inscripción de la empresa, afiliación y alta de los trabajadores en el régimen general de la Seguridad Social.
- Comunicación de la apertura del centro de trabajo en la Consejería de trabajo de la Comunidad Autónoma correspondiente.
- Obtención y legalización del Libro de Visitas y del calendario laboral en la Inspección provincial de trabajo.
- Licencia de obras, Licencia de Apertura y alta en el Impuesto sobre bienes Inmuebles en el ayuntamiento correspondiente.


Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidad


Código de seguridad
Refescar