91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

La importancia de la mejora continua y la calidad en la industria y los procesos de producción

La-importancia-de-la-mejora-continua-y-la-calidad-en-la-industria-y-los-procesos-de-producción

En un entorno cada vez más competitivo, como lo es el actual, la mejora continua de los procesos de producción y la calidad dentro del sector industrial se han convertido en las mejores maneras de alcanzar el éxito. Para saber cómo abordar estos procesos de la forma más eficiente posible, hacer un curso de Lean Management puede ser la solución.

La mejora continua en el proceso de producción

Dentro del ámbito industrial, el proceso de producción es el más importante, pero también uno de los que mayor coste supone. Por eso, desde hace ya varias décadas las empresas buscan la fórmula perfecta para reducir costes sin que esto suponga un obstáculo a la mejora de sus productos.

En este sentido, el Lean Management se ha convertido en una de las estrategias más populares dentro de la gestión empresarial, ya que se centra en la reducción de todos aquellos elementos y trámites que sobran dentro del proceso de producción. Al erradicar esos “desperdicios”, se consigue que la fabricación sea mucho más eficiente, permitiendo a la empresa crear más unidades de producto a un menor precio.

La excelencia como objetivo

Cuando los consumidores escuchan hablar de bajadas de costes de producción, inmediatamente piensan en una rebaja en la calidad de los productos, pero no es esto lo que propugna el Lean Management, sino todo lo contrario.

La idea es rebajar los costes de producción, pero sin que esto afecte a la calidad. Es más, uno de los objetivos principales de este sistema de gestión es la mejora continua de los artículos producidos, hasta alcanzar la excelencia.

Porque un producto mejor, cuyo coste de fabricación es menor, es siempre mucho más rentable, debido a que el público percibe una calidad superior y está dispuesto a pagar más por él. Por tanto, si el artículo se vende más caro, pero producirlo es más barato, la empresa está ganando más dinero.

La mejora continua y la calidad en todos los procesos de la empresa

En realidad, la mejora continua y el incremento de la calidad no son factores que solo sean necesarios en la fabricación. De hecho, son máximas que también se pueden aplicar en el resto de procesos de la empresa.

Por ejemplo, se puede hacer un análisis detallado del proceso de atención al cliente para detectar ineficiencias y eliminarlas. El resultado será un servicio más barato de prestar y percibido como de mayor calidad por los consumidores que hagan uso del mismo.

Y exactamente igual ocurrirá con todos los procesos internos (contabilidad, recursos humanos, administración, etc.), mejorando la calidad percibida por todos los grupos de interés, lo que incluye desde los clientes hasta los proveedores, pasando por los empleados y los accionistas, entre otros.

Implicación de todo el personal

Una de las características del proceso orientado a la mejora continua es que acaba por implicar a todos los miembros de la organización. 

Entre los ajustes realizados siempre está la eliminación de tareas que estaban dobladas o eran muy repetitivas, y esto hace que los empleados puedan gestionar mejor su tiempo y dedicarlo a tareas que de verdad aportan valor a la empresa, lo que contribuye a que se sientan mucho más motivados con lo que hacen.

Por otro lado, una organización en la que se ha establecido un sistema que permite trabajar de la manera más eficiente posible en todos los departamentos, tiene un gran atractivo en el mercado a la hora de atraer a candidatos talentosos. Y, además, tiene un mayor poder de retención del talento que ya tiene contratado.

La excelencia como ventaja competitiva

Conseguir la excelencia en todos los procesos internos de la empresa requiere invertir recursos, esfuerzos y tiempo. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que los resultados pueden ser muy positivos.

Más allá del incremento de la rentabilidad que puede conseguir la empresa, una política de gestión que aboga por la calidad a todos los niveles se acaba convirtiendo en una gran fuente de ventaja competitiva. Que es la capacidad que tiene una corporación para sobreponerse a otra u otras de las que operan en su mismo sector de actividad. Porque la apuesta por la calidad es, en todo caso, una apuesta por la innovación a diferentes niveles.

Abogar por la mejora continua y la calidad en la industria y los procesos de producción es una de las decisiones más inteligentes que pueden tomar las empresas hoy en día, porque es una forma de gestión de la que se derivan múltiples ventajas.

banner lateral 2oportunidad

Te interesa:

Cómo mejorar la experiencia del cliente

El consumidor actual tiene poco o nada que ver con el de hace unas décadas, sin importar si está adquiriendo…

9 motivos para tener una página web

Imagina que necesitas comprar un producto o contratar un servicio y no sabes muy bien dónde encontrarlo. ¿Qué haces? Seguramente…

Declaraciones online sin certificado digital con Cl@ve PIN

La Agencia Tributaria ha habilitado la aplicación “Cl@ve PIN” para permitir un fácil acceso a los autónomos (está solo pensado…

Qué es el punto de fuga y cómo aplicarlo en fotografía

Cualquier persona que quiera dedicarse al mundo de la fotografía tiene que aprender conceptos básicos. Si bien en esta profesión…

Los 10 mandamientos de la tienda online

Si has decidido dar el salto al comercio electrónico y abrir tu negocio al resto del mundo, has de saber…

Instrumentos de financiación para pymes

La necesidad de acceder a financiación es una realidad en la gran mayoría de empresas españolas. Lo que muchas de…