91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Código de buenas prácticas del comercio español

Buenas prácticas del comercio

Con el fin de reforzar la imagen de calidad del comercio español y reivindicar el papel dinamizador que este ocupa en su entorno social, la Confederación Española de Comercio sugirió el decálogo de buenas prácticas que aquí exponemos:

Decálogo de la CEC (2009)

  1. Trato personalizado al cliente: Es muestra de  profesionalidad  y calidad y es una de las mejores estrategias para la fidelización de los clientes.

  2. Información veraz, clara y precisa sobre los productos que se ofertan.

  3. Promover la confianza con los clientes, facilitando la información y documentación necesaria (facturas, garantías, hojas de reclamaciones, etc).

  4. Promover la resolución de los conflictos entre los clientes y los comerciantes a través de las OMIC y las Juntas Arbitrales de Consumo.

  5. Cumplir con la normativa legal en todos los ámbitos: laboral, fiscal, de seguridad y prevención, protección de datos, etc.

  6. Formación continua: entenderla como mejora continua de la empresa.

  7. Mejora del paisaje urbano. Cuidar la imagen exterior de la empresa.

  8. Responsabilidad medioambiental: Hacer un uso eficiente de recursos y energías, una correcta gestión de residuos, etc.

  9. Cooperación empresarial. Interactuar con el resto de empresas para fomentar la mejora a través de la competitividad, la adaptación a los cambios y la innovación.

  10. Responsabilidad social. Fomentar las actividades sociales y culturales de nuestro entorno.

Otras iniciativas

Otras organizaciones han publicado posteriormente otros decálogos y manuales que buscan concienciar a los empresiarios y ofrecerles herramientas para llevar a cabo buenas prácticas en, principalmente, las siguientes áreas:

  • La gestión de la calidad.

  • La gestión medioambiental.

  • La prevención de los riesgos laborales.

  • La gestión interna de la empresa.

Se busca de esta forma que el pequeño comercio obtenga las siguientes ventajas competitivas: especialización, reducción de costes y profesionalización, localización, diferenciación y asociacionismo.

Para profundizar en este tema, recomendamos especialmente el Manual de Buenas Prácticas para el Pequeño Comercio de la Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía (CECA).