91 197 67 48    hola@redautonomos.es

publicidad red autonomos

Fusión de empresas

Fusión de empresas

La fusión de empresas es la unión de dos o más empresas, jurídicamente diferentes y separadas, en una nueva y única organización. Implica la aportación de todos los activos y pasivos de las empresas participantes y el desarrollo de la actividad de manera conjunta a través de la nueva empresa creada. Todos los participantes transforman su patrimonio en acciones de la nueva empresa.

Tipos de fusión y consecuencias

Las fusiones pueden ser puras o por absorción. Pero también se pueden clasificar por el tipo de incremento de valor que aportan: horizontales (entre empresas que trabajan en el mismo sector o área para aumentar su cuota de mercado y aprovechar economías de escala); verticales (entre empresas que se dedican a diferentes actividades: proveedores, distribuidores, comercio minorista); y conglomerado (empresas que solo comparte funciones generales y se fusionan para reducir los costes asociados a los mismos y mejorar el servicio: función de administración).

Fusiones puras

Las fusiones puras implican la desaparición de las empresas fusionadas, es decir, en el momento de creación de la nueva empresa todo el patrimonio (activos y pasivos) de las empresas participantes se revierte a la nueva sociedad y se transforma en acciones que se reparten entre los nuevos socios. No supone percibir ninguna cantidad económica, puesto que no se trata de una liquidación de empresas.

Se procura mantener todos los puestos de trabajo mediante una nueva organización de la plantilla. Y en el caso de ser necesario un recorte de la misma, todas las plantillas de las empresas participantes sufren, normalmente, reducción.

Fusiones por absorción

Las fusiones por absorción se dan cuando una empresa o sociedad, ya existente, absorbe a una o varias empresas. Implica la disolución de las empresas absorbidas y el traspaso de todos sus bienes, derechos y obligaciones a la empresa absorbente. En la fusión, los socios absorbidos reciben acciones de la empresa absorbente, en función de su aportación al capital social de la misma; y la sociedad absorbente queda obligada a hacer frente al pago de sus deudas pendientes. Los órganos sociales de las empresas absorbidas desaparecen mientras que los de la empresa absorbente (Dirección y Administración) se mantienen aunque con algunas variaciones en la distribución de los miembros (conformación) para incorporar directivos y administradores de las empresas absorbidas.

Los trabajadores de las empresas absorbidas son asumidos por la empresa absorbente aunque sus contratos individuales de trabajo y sus pactos colectivos sufren modificaciones. Normalmente los trabajadores de la empresa absorbente no sufren variaciones y, en el caso de reducción de plantilla, se ven más afectados el personal de las empresas absorbidas.

*En todos los casos, los acreedores deberán solicitar el pago de las deudas a la nueva empresa, en caso de fusión pura, o a la empresa absorbente. Las obligaciones de pago de estos formaran parte de las obligaciones de pago que la empresa absorbente ya tuviera. Aquellos acreedores que tuvieran garantías prendarias o hipotecas seguirán manteniendo sus garantías frente a la nueva sociedad o a la sociedad absorbente. Si la empresa absorbente tiene un pasivo superior a su activo, los acreedores podrán reclamar el pago inmediato de la deuda amparándose en la reducción de garantías.

Ventajas de la fusión de empresas

Reducción de los gastos de producción y personal, como consecuencia del ajuste en las estructuras de producción y de la plantilla.

Reducción de la competencia y aumento de la cuota de mercado.

Aumento de la rentabilidad como combinación de los puntos anteriores y como resultado de una gestión más eficaz (se unen el saber hacer y las ventajas competitivas de sus participantes).

Mejora de la imagen de la empresa (solidez) y por lo tanto mayor crédito comercial.

Inconvenientes

El incremento de tamaño y estructuras puede producir parálisis en la actividad, rigidez y una capacidad de gestión más lenta.

En muchas ocasiones se reduce el nivel de empleo (reducción de plantilla) pudiendo incluso a afectar muy negativamente a pequeños núcleos urbanos generados en torno a las empresas fusionadas.

La posible creación de monopolios u oligopolios.

Comentarios (0)

Todavía no hay ningún comentario

Deja tus comentarios

  1. Puedes publicar tus comentarios como usuario invitado o registrarte. Si ya estás registrado, accede aquí:
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación