Actuaciones previas a la aprobación de la ley de emprendedores

La Ley de Emprendedores era uno de los puntos más destacados del programa electoral del Partido Popular. Aunque su aprobación se presuponía prioritaria en el presente 2012, parece que el proyecto se retrasará más de lo previsto, como así lo indica el que no aparezca entre las reformas anunciadas por el Gobierno, con fecha 13 de julio de 2012, para lo que resta de año.

No obstante, mientras llega o no el esperado Proyecto de Ley, ya hay una serie de iniciativas aprobadas por el Ejecutivo en esta dirección y que afectan directamente a emprendedores y autónomos. La Reforma Laboral incluyó un modelo de contrato de apoyo a los emprendedores, con incentivos fiscales para la contratación de desempleados y jóvenes menores de 30 años. También en 2012 se ha abierto una línea de crédito ICO para autónomos y profesionales cuya actividad tenga menos de 5 años.

Igualmente han sido relevantes la creación de un fondo para financiar pagos a proveedores por parte de Ayuntamientos y Comunidades, aprobada en marzo de 2012, o la liberalización del sector del comercio, presentado en mayo de 2012 como decreto ley, y que incluye medidas como la libertad total de horarios o eliminación de licencias de apertura para minoristas con locales de menos de 300 metros cuadrados. También será importante la creación del Consejo Estatal de la PYME, órgano consultivo y asesor, dependiente directamente del Ministerio de Industria y entre cuyas competencias estará el seguimiento de la aplicación en España de la SBA (Small Business Act para Europa). En este caso el proyecto cuenta ya con la publicación de un borrador de Real Decreto.

A su vez, Soraya Sáenz, Portavoz de Gobierno, durante su intervención como ponente en un foro de emprendedores nacionales, anunció el pasado 7 de Junio de 2012 algunas de las líneas de trabajo que está siguiendo actualmente el Gobierno. Entre las más concretas estarían la ayuda a emprendedores que busquen una segunda oportunidad tras una declaración de quiebra o la disposición de un fondo de inversión destinado a capital semilla, cofinanciado por el Gobierno e inversores externos, y que gestionaría EINISA, empresa pública perteneciente al Ministerio de Industria.

Otras medidas, aún menos concretas, pero que también afectarían al colectivo de emprendedores son la facilitación de transmisión y sucesión en las empresas, incentivos para la internacionalización o apoyo a colectivos desfavorecidos como mujeres, jóvenes, minorías étnicas o personas de edad avanzada.

Pero no todas las medidas son positivas: la subida del IVA, el aumento de costes de la Seguridad Social o la penalización con recargo del 20% desde el primer día de retraso en el pago de las cotizaciones, añadido al aumento hasta el 21% en la retención del IRPF para lo que queda de 2012 y 2013, pueden penalizar enormemente a un sector especialmente castigado por la crisis económica.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación