91 197 67 48    hola@redautonomos.es

Banner Curso JAVA Red Autonomos 250 500 px

Mediación en la resolución de conflictos

mediacion-en-la-resolución-de-conflictos

Los conflictos en el ámbito laboral son algo bastante frecuente. Pueden surgir entre empleados del mismo nivel jerárquico, o diferente, incluso entre los trabajadores y la dirección. En cualquier caso, un conflicto afecta de manera muy negativa al clima laboral y no es bueno dejar que se estanque. Si tiene suficiente entidad como para producir consecuencias graves, hay que trabajar para solucionarlo, y la mediación es la mejor herramienta para lograrlo.

¿Qué es la mediación en el ámbito laboral?

La empresa o el autónomo pueden tener conflictos a diferentes niveles: con sus empleados, con clientes, con proveedores, o con otros agentes externos.

Si el problema reviste la suficiente entidad como para causar perjuicios importantes a los afectados, lo que se suele hacer es acudir a la vía judicial para solucionarlo. Pero sabemos que esto implica un gran gasto de recursos, y que la saturación de trabajo que tienen los órganos jurisdiccionales acaba provocando que la solución pueda tardar meses e incluso años en llegar.

De ahí que la mediación se haya convertido en una buena alternativa. Se trata de un procedimiento extrajudicial que busca resolver los conflictos que empresas y autónomos puedan tener con terceros.

El mediador es una persona imparcial y ajena al conflicto que, en ningún caso, impone una solución. Su labor se centra en intentar que las partes dialoguen, se escuchen, y lleguen a un acuerdo que ponga fin al conflicto.

¿Qué ventajas tiene la mediación laboral?

La mediación siempre tiene efectos positivos, pero estos se multiplican cuando esta técnica se aplica para solucionar problemas internos dentro de la empresa.

  • Contribuye a mejorar el clima laboral. Porque al cesar los enfrentamientos es posible construir de nuevo la relación basándose en la confianza. De hecho, superar un conflicto puede hacer que las relaciones entre compañeros de trabajo se vuelvan todavía más estrechas.
  • Aumenta la productividad. Al mejorar el clima laboral, los empleados están más felices y tranquilos. Este buen ambiente contribuye a que trabajen más a gusto y sean más productivos.
  • Disminuye el absentismo. Los conflictos laborales están detrás de muchas de las ausencias al trabajo. Si hacemos desaparecer el problema, para los empleados ya no será una molestia ir a su lugar de trabajo, lo que reducirá el número de ausencias.
  • Ahorra tiempo y dinero. La mediación pone fin al problema de forma mucho más rápida que un proceso judicial, y sin necesidad de tener que pagar tasas judiciales, costas, abogados, procuradores, etc.
  • Mejora la imagen de la empresa. Cuando hay un problema interno, tarde o temprano este acaba notándose exteriormente, y eso puede afectar a la imagen que tienen de la empresa desde los clientes hasta sus proveedores. Por el contrario, si se consiguen frenar a tiempo los conflictos, la imagen que se transmite es que se trata de una empresa preocupada por el bienestar de su plantilla a todos los niveles.

Formación en el ámbito de la mediación

La mediación es una forma mucho más eficiente de solucionar los conflictos que pueden surgir en el ámbito empresarial, ya sean dentro de la empresa, o los que enfrentan a la empresa con terceros como sus clientes o sus proveedores. Por eso, es interesante contar con formación en esta materia para saber cómo abordar el conflicto y ponerle fin antes de que se agrave.

En Red Autónomos ponemos a disposición de autónomos, trabajadores en activo, trabajadores en ERTE y trabajadores de la Administración Pública, nuestro curso gratuito de Mediación como Instrumento para la Resolución de Conflictos.

Una formación que se extiende durante 12 horas lectivas impartidas a través de nuestra aula virtual, en horario de 18 a 21 horas durante un total de cuatro días. Tiempo en el que los alumnos van a aprender cuestiones esenciales sobre este método extrajudicial de resolución de conflictos.

Los objetivos del curso son:

  • Que los alumnos adquieran los conocimientos necesarios para aplicar la mediación para resolver los conflictos.
  • Que sean capaces de reconocer e identificar las situaciones en las que la mediación puede ser el instrumento perfecto para solucionar el conflicto.
  • Que desarrollen su capacidad para interpretar el contexto social y comunitario, a fin de ser capaces de aplicar la técnica de resolución de conflictos más adecuada en cada momento.

Para que esto sea posible, el programa formativo se divide en un total de siete puntos que tratan: el conflicto, la mediación (concepto y regulación legal), los principios que rigen la mediación, ámbitos en los que se puede aplicar, modelos que fundamentan la mediación, procedimiento para llevarla a cabo, el mediador y sus herramientas.

Los alumnos que aprovechen el curso obtendrán un diploma avalado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La mediación es una herramienta básica a nivel laboral y también a nivel personal, porque siempre resulta más beneficioso resolver los problemas a través de una negociación y hallar una solución de mutuo acuerdo. Si quieres profundizar en este tema, ahora es buen momento para formarte.