91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

4 razones para hacerte freelance

4-razones-hacerte-freelance

La figura del freelance, de origen anglosajón, se ha hecho muy popular en España en los últimos años. Se trata de un tipo de autónomo cuya actividad se centra en ofrecer servicios a empresas.

Puede desempeñar tareas tales como programación, redacción de contenido, diseño de páginas web, labores de gestión, etc. Se trata de servicios que las empresas pueden necesitar de forma puntual o de forma habitual. Así que la relación de servicios puede darse para un único proyecto o establecerse más a largo plazo, generalmente a través de un contrato mercantil.

Si estás pensando en si esta forma de trabajo es la más adecuada para ti, aquí tienes cuatro razones que te ayudarán a convencerte.

Tú controlas lo que trabajas

Un freelance es un verdadero autónomo, no un falso autónomo sometido al poder de dirección de la empresa que contrata sus servicios. En consecuencia, es él quien decide cómo y cuándo trabajar, a su ritmo y sin presiones. Eso sí, respetando los tiempos de entrega acordados con el cliente.

Esta flexibilidad horaria es algo muy difícil de encontrar en el trabajo por cuenta ajena, y también casi imposible de ver en los autónomos que desempeñan su labor al estilo tradicional, ya que suelen tener un horario fijo.

Otra gran ventaja es que es el freelance el que decide en qué proyectos va a trabajar. Tiene total libertad para rechazar trabajar con un cliente si lo que le ofrece no le interesa o no tiene tiempo para ello.

No hay límites

Gracias a las nuevas tecnologías, un freelance con su domicilio en España puede trabajar para empresas de cualquier lugar del mundo. Por ejemplo, traduciendo al castellano la web de una empresa japonesa que quiere darse a conocer en este mercado, o gestionando la contabilidad de una empresa de Dubái.

Como el trabajo se hace de forma remota, el freelance puede buscar clientes en cualquier rincón del planeta. Esto le ayuda a sortear las crisis. Si ahora mismo no hay trabajo para él en España, puede buscar nuevos clientes fuera sin necesidad de moverse de su casa.

Tampoco hay límite en cuanto a lo que se puede facturar. Es el profesional el que fija sus precios y decide cuánto trabajo acepta. Unos meses puede dedicar más horas a trabajar y así aumentar sus ingresos, y otros puede tomárselo más tranquilamente y limitarse a hacer lo mínimo imprescindible.

No hay lugar para la rutina

Al trabajar para diferentes clientes, el trabajo del freelance no siempre es exactamente igual. Incluso cuando se trata de un profesional con mucha experiencia, empezar a prestar servicios a una nueva empresa siempre supone un reto.

Esto hace que estemos ante un trabajo que no es nada aburrido, porque cada día suele ser diferente del anterior: un día hay que centrarse en lo que quiere un determinado cliente, al siguiente hay una reunión importante con otro, el día después hay que dedicarlo a hacer marketing para captar más clientela, etc.

Esta ausencia de rutina es un importante elemento motivador. Porque desde primera hora de la mañana el profesional sabe que el día que le espera en ningún caso será exactamente igual que la jornada anterior.

Puedes controlar mejor el estrés

En un momento como el actual, tanto los trabajadores por cuenta ajena como los trabajadores por cuenta propia sufren grandes dosis de estrés a costa de su actividad profesional.

En el caso del freelance esto es algo diferente. No es que no sufra episodios de estrés o agobio por el trabajo, pero lo tiene un poco más fácil. Si no encuentra otra forma de librarse de estas emociones, siempre puede recurrir a tomar una decisión drástica y dejar de lado ciertos clientes.

Como normalmente no tiene compañeros de trabajo, también se ahorra los típicos problemas asociados a pasar muchas horas compartiendo espacio con otras personas. Y si quiere disfrutar del lado bueno de trabajar con otros, puede plantearse alquilar un puesto en un espacio de coworking.

Este mayor control sobre las personas con las que y para las que se trabaja implica un mayor control sobre el estrés.

Ser freelance tiene también un lado no tan positivo. Pero, en la mayoría de los casos, quienes han elegido esta forma de trabajar se muestran satisfechos con su elección y no la cambiarían si pudieran volver atrás. Por algo será.
banner lateral 2oportunidad

Te interesa:

¿Cúales son las ayudas y subvenciones para los autónomos?

Es importante, una vez que nos decidamos a montar nuestro propio negocio, valorar las ayudas o subvenciones que podemos obtener…

Ventajas (y algún inconveniente) del uso de energías renovables

Se entiende por energías renovables aquellas que proceden de la explotación de recursos inagotables: energía eólica, hidroeléctrica, solar térmica y…

¿Qué derechos tiene una autónoma embarazada?

Aunque la protección social de los autónomos siempre ha sido inferior a la de los asalariados, en los últimos años…

Club del talento

Con el objetivo de hacer una realidad la incorporación de las mujeres al mundo TIC, 15 organizaciones, entre las que…

Acuerdo extrajudicial de pagos

La elevada carga de trabajo que sufren los juzgados y tribunales españoles ha hecho que en los últimos años se…

Obligación de emitir facturas y excepciones

La factura es el documento que refleja la operación que devenga la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)…