91 197 67 48    hola@redautonomos.es

Banner Curso JAVA Red Autonomos 250 500 px

Nuevo sistema de cotizaciones - Derechos que nos generan en contraposición con otros países

Nuevo-sistema-de-cotizaciones-Derechos-que-nos-generan-en-contraposicion-con-otros-paises

Nuestro sistema de cotización en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) se ha caracterizado por ser uno de los más caros de Europa. Porque los profesionales por cuenta propia no cotizan en función de lo que ganan, y esta ha sido una queja habitual del colectivo durante años.

Sin embargo, el sistema va a cambiar. A partir del 1 de enero de 2023, todos los autónomos españoles pasarán a cotizar en base a sus ingresos reales. A través de un sistema de 15 tramos que establece cuotas mensuales de entre 230 y 500 euros, en función de los ingresos netos obtenidos. Un sistema gradual y que estará en período transitorio durante un plazo máximo aproximado de nueve años.

Se estima que, una vez que entre en vigor el nuevo sistema de cotización, un 30% de los autónomos verán rebajada su cuota mensual en comparación con lo que han venido pagando en los últimos años.

La cotización en España vs. en otros países europeos

Nuestros vecinos europeos tienen condiciones muy diferentes en función del país en el que llevan a cabo su actividad. Aunque todo parece indicar que, incluso con el cambio operado en España, los autónomos españoles seguirán cotizando más que los europeos.

Por ejemplo, en Holanda los autónomos pagan únicamente una cuota de 50 euros, pero deben contratar de forma obligatoria un seguro médico por importe de 100 euros mensuales. La situación en Alemania es similar, allí los autónomos pagan una cuota de 140 euros si sus ingresos superan los 1.700 euros mensuales y, en todo caso, deben contratar un seguro médico privado que tiene un coste de entre 150 y 200 euros al mes.

Los derechos y prestaciones de los autónomos españoles

La parte buena de pagar más que el resto de los autónomos europeos, es que los profesionales por cuenta propia que cotizan al RETA tienen una mayor protección social.

Como hemos visto, en países como Holanda o Alemania los autónomos pagan muy poca cotización pero, a cambio, no cuentan con prestaciones básicas como la asistencia sanitaria gratuita. Para ser atendidos por el médico deben pagar un seguro médico que, además, tiene carácter obligatorio.

El seguro obligatorio tiene unas prestaciones mínimas por lo que, quien desea más protección, debe contratar un seguro más caro, cuyo importe se puede ir a los 300 o 400 euros mensuales. Esto supone que al final estos profesionales tienen un gasto fijo mensual totalmente necesario cuyo importe supera a lo que pagan en cotizaciones buena parte de los autónomos españoles.

En España, el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social confiere a los autónomos los siguientes derechos:

  • Asistencia sanitaria ilimitada.
  • Prestación por incapacidad temporal tanto por contingencias comunes como por contingencias profesionales. 
  • Prestación por maternidad / paternidad.
  • Prestación por incapacidad permanente si se sufre una lesión o una enfermedad que imposibilita el desarrollo de la profesión.
  • Prestación por cese de actividad, lo que se conoce como el paro de los autónomos.

Menos cotización y mismas prestaciones

A pesar de que muchos autónomos pagarán menos de cotización a partir de enero de 2021, al tenerse en cuenta sus ingresos netos reales, estos profesionales no van a perder ninguna de las coberturas de protección social que tienen reconocidas.

De hecho, al aprobarse el nuevo sistema de cotizaciones también se aprobó una nueva modalidad de cese de actividad que permite cobrar la prestación incluso mientras se sigue ejerciendo la actividad, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

Toda esta protección social supone una importante diferencia con respecto a la situación en la que se encuentran los autónomos europeos que, salvo en Francia, no suelen tener acceso a prestaciones por incapacidad, a pensiones, ni tan siquiera a asistencia médica gratuita.

Esto implica que los autónomos deben cubrirse frente a todo tipo de situaciones a través de la contratación de seguros y de planes de pensiones, lo que hace que tengan que destinar una gran parte de sus ingresos mensuales a garantizar su bienestar de cara al futuro.

Puede que, a priori, parezca que los autónomos españoles pagan más por el mero hecho de trabajar por cuenta propia pero, si analizamos la realidad de cada país, vemos que ser autónomo en España no es tan caro como se suele pensar.

Networking Zorita Oct 22250 500 px

Te interesa:

Buenas prácticas en el ámbito de la gestión de personal

El capital humano es el principal valor de las pymes, pues sus trabajadores son los que ejecutan la “misión” de…

Así son los ciberataques que más sufren los autónomos

Los ataques informáticos están a la orden del día. De hecho, España está entre los cinco países en los que…

Gestión de proyectos en la empresa

Los proyectos en la empresa se caracterizan por ser actividades independientes que buscan un fin concreto y que deben realizarse…

Bonificaciones a la contratación

Actualmente están vigentes diversas bonificaciones y reducciones en los seguros sociales para intentar incentivar la creación y consolidación de empleo.…

Lenguaje XBRL para Pymes

El lenguaje XBLR es un estándar para intercambiar información financiera.

¿Qué es un mediador concursal?

Dentro del procedimiento de Segunda Oportunidad se da la participación de un tercero que es ajeno a las partes, se…