91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Ratios de rentabilidad

Ratios de rentabilidad

Un ratio es una relación matemática entre dos cantidades o cifras. Aplicado a la contabilidad, el ratio es la relación que existe entre dos magnitudes que están relacionadas y que nos permite tener una perspectiva más clara sobre la situación financiera y económica de una empresa.

Los ratios de rentabilidad nos ayudan a saber si una empresa es o no rentable. Entendiendo por rentabilidad el hecho de que esté usando correctamente sus activos, de modo que obtenga beneficios que compensen los gastos realizados.

Si los ratios están bien calculados bastará un vistazo a los mismos para que nos podamos hacer una idea sobre el estado financiero actual de la empresa.

A continuación veremos qué tipos de ratios de rentabilidad existen, pero primero conviene tener en cuenta que los datos usados para calcularlos proceden fundamentalmente de:

  • El balance: refleja la situación económica de una empresa en un momento concreto. Incluye elementos como el saldo contable, los gastos de personal, gastos de compras, etc.

  • La cuenta de pérdidas y ganancias: en ella se reflejan todos los ingresos y gastos de la empresa durante el ejercicio contable. Permite saber cuánto ha ganado o perdido la empresa en un período determinado.

Asesoría profesional para pymes y autónomos

PRIMER MES GRATIS

contratando un año completo

Tipos de ratios de rentabilidad

A continuación señalamos algunos de los ratios más usados en finanzas, pero hay que tener en cuenta que existen mucho más.


Beneficio neto sobre recursos propios

Nos dice la rentabilidad que obtiene el accionista en comparación con el valor de los recursos propios. 

Beneficio neto / patrimonio neto de la sociedad

Beneficio neto sobre ventas

Indica la rentabilidad final obtenida por cada euro invertido, una vez descontadas las amortizaciones, los intereses y los impuestos.

Beneficio neto / ventas

Rentabilidad económica

Sirve para conocer la rentabilidad que obtiene la empresa sobre sus activos, para ver si los está usando de forma eficiente. Varía mucho de un sector a otro, por lo que no es un ratio que se pueda comparar si las empresas son de diferentes sectores.

Beneficio bruto (antes de intereses e impuestos) / activo total

Rentabilidad de la empresa

Nos sirve para conocer el valor del negocio en sí mismo. Cuanto más alto sea el valor más próspera será la empresa. Tiene dos fórmulas de cálculo:

Beneficio bruto / activo total neto 
(Ingresos explotación - gastos explotación) / (activo amortización - provisiones)

Rentabilidad financiera

También conocida como ROE, es uno de los ratios de rentabilidad de mayor importancia. Nos dice hasta qué punto son rentables los fondos propios de una empresa.

Beneficio neto / fondos propios = (beneficios - impuestos) / fondos propios

Rentabilidad del capital

Mide la rentabilidad del patrimonio que es propiedad de los accionistas. Esto incluye lo que ellos han aportado y el generado por la propia actividad empresarial. Cuanto más alto sea el valor más próspera es la situación de la empresa y más atractiva resultará para los accionistas.

Beneficio neto / fondos propios = beneficio - impuestos / fondos propios

Rentabilidad de las ventas

Permite saber cómo de rentables son las ventas relacionando el beneficio con su coste marginal.

Beneficio bruto / ventas

Rentabilidad sobre activos

Para medir la rentabilidad de los activos de la empresa los pone en relación con los beneficios netos y los activos totales.

Beneficio neto / activo total

Rentabilidad por dividendo

Establece una relación entre el dividendo que se ha repartido entre los accionistas y el precio de la acción.

Dividendo / acción

Beneficio por acción o BPA

Es un ratio muy interesante para quien invierte en empresas cotizadas. Mide el beneficio obtenido por la empresa en relación con el número de acciones en que tiene dividido su capital social.

Beneficio neto / número de acciones

Consideraciones sobre los ratios de rentabilidad

Hay que tener en cuenta, a la hora de utilizar cualquiera de estos ratios de rentabilidad, que los resultados siempre son un porcentaje, por lo que pueden ser pequeños en términos absolutos aunque inicialmente parezcan grandes.

En cuanto al tamaño de los ratios, depende mucho del tipo de negocio analizado. Por eso, hay que actuar con precaución a la hora de comparar datos de diferentes empresas, puesto que no es lo mismo una empresa con una gran inversión en activos y bajos costes marginales que una empresa con poco capital pero que tiene unos costes altos.

Los ratios son interesantes para analizar si un negocio es viable y resultan fundamentales a la hora de tomar decisiones estratégicas, e incluso cuando se está buscando financiación externa. De ahí la importancia de mantener siempre la contabilidad al día y tener los ratios a mano para poder ver cómo va evolucionando el negocio.

Te interesa:

Pago delegado y pago directo

La incapacidad temporal a consecuencia de una enfermedad o un accidente (sean o no laborales) da lugar a una situación…

Metodología Scrum para la gestión de proyectos

Para una empresa o un profesional abordar un proyecto no siempre es sencillo. Saber qué es la gestión de proyectos…

¿Qué son las centralitas virtuales?

La tecnología es una de las mejores aliadas que pueden encontrar las empresas hoy en día, especialmente cuando se trata…

Diferentes modelos de comercio electrónico

Existen muchos modelos de negocio posibles basados en el comercio electrónico. Te proponemos aquí analizar algunos de ellos fijándonos en…

WhatsApp Business ¿Qué es, para qué sirve y cómo funciona?

El marketing digital es algo fundamental para todo tipo de negocios, y las empresas tienen muchas herramientas entre las que…

Prevención de riesgos durante el embarazo y la lactancia

En los lugares de trabajo, se dan exposiciones a sustancias, agentes y situaciones laborales que aunque normalmente puedan ser consideradas…