91 197 67 48    hola@redautonomos.es

Banner Curso JAVA Red Autonomos 250 500 px

Vacaciones fiscales para autónomos, ¿cómo solicitarlas?

vacaciones-fiscales-para-autonomos-como-solicitarlas

Para el autónomo es tan importante descansar como lo es para cualquier trabajador por cuenta ajena. Sin embargo, cuando se está al frente de un negocio, las vacaciones nunca implican una desconexión total, porque el profesional siempre tiene que estar pendiente en mayor o menor medida de lo que ocurre en su negocio.

Por suerte, desde hace ya algún tiempo los autónomos pueden cogerse unos días de descanso sin tener que estar pendientes de Hacienda, a través de lo que se conoce como vacaciones fiscales.

¿Qué son las vacaciones fiscales y por qué son tan importantes?

La relación de los autónomos con la AEAT es bastante estrecha, de modo que no es extraño que reciban una notificación por parte de esta. El problema es que, si la notificación es algún tipo de requerimiento y este no es atendido en el plazo dado para ello, el contribuyente puede ser sancionado.

Pues bien, las vacaciones fiscales son una especie de período de gracia durante el que Hacienda no se va a poner en contacto con el autónomo. De esta forma, el profesional puede estar más tranquilo durante sus vacaciones, sabiendo que en ese tiempo no va a perder ninguna comunicación de Hacienda.

Se trata de un período total de 30 días como máximo de los que puede disfrutarse en cualquier momento del año, y que se aplica a todos aquellos que, por ley, o por elección propia, han optado por las notificaciones electrónicas de Hacienda.

No se aplica respecto a las notificaciones que se llevan a cabo a través del sistema tradicional en papel porque, en estos casos, si el autónomo está ausente, la notificación no se tendrá por practicada y se volverá a intentar en un momento posterior.

Sin embargo, si se ha habilitado el sistema de notificación electrónica, a los 10 días se tiene automáticamente por notificado al interesado, aunque este no haya visto el email. Por tanto, en estos casos es mejor acogerse a las vacaciones fiscales si se sabe que no se va a estar prestando atención al correo electrónico.

Algo importante a tener en cuenta es que no es necesario que se agoten los 30 días de una sola vez, el autónomo puede repartirlos cómo desee. Por ejemplo, 15 días en verano mientras está fuera de su ciudad, siete días durante una baja médica, y otros siete en la semana de Navidad.

Solicitud de las vacaciones fiscales

El proceso se hace a través de la Sede Electrónica de la AEAT. El usuario debe identificarse con certificado electrónico o Cl@ve PIN y acceder a la sección “Mis notificaciones”, y dentro de ella a  “Suscripciones, solicitudes y otras consultas”. De ahí se accede a “Solicitar días en los que no se pondrán notificaciones en Dirección Electrónica Habilitada”.

El sistema muestra un calendario en el que el autónomo puede seleccionar los días concretos en los que no desea recibir notificaciones electrónicas de Hacienda, teniendo la previsión de marcar también los sábados y los domingos.

Una cuestión importante es que las vacaciones fiscales se deben solicitar como mínimo siete días antes de empezar a disfrutar de ellas. De hecho, el calendario solo permite pulsar sobre aquellos días en los que sí es posible disfrutar del período sin notificaciones.

Seleccionados los días, estos aparecen remarcados en verde. Entonces solo queda pulsar sobre “validar” y luego marcar “conforme” y pulsar sobre “firmar y enviar”. Después de todo este proceso se va a generar un informe que recoge los días de cortesía seleccionados y actualizados, y la fecha y hora de solicitud. Es conveniente guardarse una copia de este documento de confirmación.

En aquellos casos en los que los autónomos operan frente a la Administración a través de un tercero (generalmente un asesor o gestor que se encarga de representarlos), ese tercero puede hacer el trámite de pedir las vacaciones fiscales, pero debe estar debidamente apoderado por el interesado.

Una buena manera de disfrutar del tiempo libre

Puede que el autónomo no pueda desconectarse nunca al 100% de su negocio, ni tan siquiera en vacaciones, pero gracias a la existencia de las vacaciones fiscales sí tiene la seguridad de que, durante el tiempo pactado, no va  recibir notificaciones de la AEAT, lo que le permitirá disfrutar un poco más de su tiempo libre.

Asesoría profesional para pymes y autónomos

Networking Zorita Oct 22250 500 px

Te interesa:

Cómo redactar un protocolo familiar para pymes

El Protocolo Familiar es la herramienta/documento que regula todos los aspectos relacionados con la continuidad de la empresa familiar. Sirve…

4 ideas para una sesión de fotos exitosa

Incorporar nuevas ideas para una sesión de fotos es muy beneficioso porque no siempre es fácil conseguir un resultado con…

Prevención10 y Evalua-t (Prevención de riesgos laborales para microempresas y autónomos)

Servicio gratuito para gestionar de forma sencilla los riesgos laborales y facilitar el cumplimiento en materia de coordinación de actividades…

Arbitraje, mediación y evaluación neutral: sistemas de resolución de conflictos

Los conflictos entre empresas, entre empresas y proveedores, con clientes, o entre familiares de la misma empresa, aunque no son…

Claves para fijar los precios de tus productos o servicios

La fijación de los precios es uno de los temas que más preocupan a los autónomos, porque de ello puede…

Así son los ciberataques que más sufren los autónomos

Los ataques informáticos están a la orden del día. De hecho, España está entre los cinco países en los que…