Dropshipping ¿Qué es? Claves del negocio

Ideas de negocio: dropshipping

Los negocios online se han convertido en la alternativa perfecta para los emprendedores. Muchos de ellos tienen a su favor que son fácilmente accesibles incluso para aquellas personas que no tienen conocimientos específicos, esto es lo que ocurre con los e-commerce.

No solo son sencillos de gestionar gracias a CMS y plugins especializados, sino que además existen técnicas como el dropshipping que permiten que cualquier persona pueda montar una tienda online sin apenas gastos.

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping se puede definir como una forma de comercio online en la que el emprendedor dispone la plataforma de venta, mientras que lo que en ella se ofrece es el producto de un tercero (el mayorista o proveedor).

Al poner en marcha una tienda, sea online o física, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es el stock. La mercancía que se prevé vender a posibles clientes debe estar debidamente almacenada, lo que en muchos casos implica asumir un gasto extra para alquilar un lugar en el que guardar los productos. A ello hay que sumar que el control del stock es fundamental. Tener demasiado producto puede hacer que el emprendedor pierda dinero si no le da salida a todos los productos. Pero tener poco stock puede implicar no atender bien los pedidos y perder clientes por no haber hecho el envío a tiempo.

Lo que busca el dropshipping es acabar con los problemas derivados del control del stock, ya que al usar esta técnica no es necesario tener almacenados los productos que se quieren vender. A efectos prácticos el cliente no nota nada diferente cuando hace su compra, así que no puede saber si un negocio funciona con el método del dropshipping o de la forma tradicional.

El proceso en estos casos es el siguiente:

  • El cliente entra en la web y ve los productos.

  • Hace una compra.

  • La web procesa el pedido y envía una copia del mismo al proveedor de la mercancía.

  • Es el propio proveedor el que hace un envío con la mercancía al domicilio del comprador.

El dueño de la tienda online no interviene para nada en el proceso de compra, no es él quien gestiona el envío. Aunque sí debe llevar a cabo la labor de atención al cliente si esta fuera necesaria.

La tienda online funciona como un escaparate en el que el mayorista expone sus productos. Cada vez que el sitio web realiza una venta, el propietario recibe una comisión por parte del mayorista.

¿Cómo montar un dropshipping?

Lo primero que hay que tener claro es qué se quiere vender, esto es clave para empezar a buscar un proveedor o proveedores que sean de calidad. Existen directorios de proveedores que cobran una pequeña comisión por la información que proporcionan, pero son la mejor alternativa para encontrar un mayorista que sea de calidad y legal.

En la mayoría de los casos debe haber una negociación entre emprendedor y mayorista. Salvo que el emprendedor tenga ya un negocio online que esté funcionando bien, en la mayoría de los casos será el proveedor el que lleve la voz cantante para imponer sus condiciones.

En cualquier caso, todos los acuerdos alcanzados deben quedar recogidos por escrito en un contrato.

El resto de los pasos son los mismos que se siguen para montar cualquier tienda online: registrar un dominio, elegir un hosting de alojamiento y trabajar en la web para que esté online lo antes posible. Hoy en día todos estos pasos se pueden dejar en manos de especialistas en páginas web llave en mano, que las dejan totalmente listas para que se pueda empezar a trabajar con ellas.

Un punto clave es vincular el inventario del mayorista con la web. Esto es lo que permite que los visitantes de la página puedan ver qué productos están a la venta. No es una operación compleja, pero si no se tienen muchos conocimientos sobre el tema es mejor recurrir de nuevo a especialistas.

Con la web ya montada y el stock expuesto, lo que queda es hacer la labor de marketing. De hecho, la mayor parte del trabajo del propietario de un negocio de dropshipping es trabajar en el posicionamiento de su página para conseguir más visitas y ventas.

Aspectos legales de un negocio de dropshipping

¿Hay que darse de alta como autónomo para tener un negocio de este tipo?

Sí, todos aquellos que ejerzan una actividad comercial a través de una tienda online deben darse de alta como autónomos en la Seguridad Social y cursar también el correspondiente alta en Hacienda en el epígrafe 665 para poder emitir facturas.

¿Cómo funciona el IVA en el dropshipping?

Si el proveedor está fuera de España se entiende que se trata de una compra no realizada en nuestro país y no se aplicará el IVA. Tampoco si el transporte de la mercancía no comienza en territorio nacional.

Si se trata de mercancías de un país extracomunitario no se aplica IVA, pero hay que prestar atención a la legislación interna del país de origen del producto para saber si hay que pagar algún impuesto o darse de alta en algún organismo público para declarar la actividad que se está llevando a cabo.

Por lo que respecta al cliente, si la importación lleva aparejada impuestos estos deberán ser pagados por quien figure como destinatario. Es importante avisar de esto a los clientes para que lo tengan en cuenta.

En cuanto al IVA que soporta el emprendedor por gastos asociados con su negocio, lo normal es que pueda deducírselo.

Ventajas e inconvenientes de este modelo de negocio

Aspectos positivos

  • La inversión inicial es escasa, se limitará principalmente a la compra del dominio, el hosting y la creación de la página web.

  • La administración de la tienda se simplifica al no tener que controlar el emprendedor el stock ni gestionar los envíos.

  • Los gastos fijos de una web son muy pocos, por lo que es un negocio barato de mantener.

  • Es una modalidad de emprendimiento que permite trabajar desde cualquier parte del mundo, incluso se puede combinar fácilmente el tener un negocio de este tipo con otro trabajo por cuenta ajena o propia.

  • Es fácilmente escalable, puesto que se puede trabajar con diferentes proveedores para aumentar las ganancias.

  • Existen muchos mayoristas de dropshipping, por lo que siempre se pueden ofertar una gran cantidad de productos a los visitantes de la web.

Aspectos negativos

  • El margen de beneficio es bajo, puesto que el propietario de la tienda solo recibe un pequeño porcentaje del total de la venta.

  • La sincronización entre el inventario del proveedor y la tienda no siempre es perfecta, por lo que hay que hacer algunos ajustes a mano y para ello es necesario tener ciertos conocimientos de tecnología.

  • Hay que realizar la labor de atención al cliente para gestionar reclamaciones, devoluciones, etc. Para ello habrá que estar en comunicación con el cliente por un lado y por el proveedor por otro, haciendo que el tiempo de resolución de problemas pueda alargarse.

  • Para que la tienda venda es necesario que esté bien posicionada, esto exige una inversión de tiempo y dinero en diferentes técnicas de marketing.

Conclusiones

Esta fórmula tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Es cierto que el margen de ganancia no es muy amplio, pero tampoco es un negocio que exija una gestión complicada.

En líneas generales puede ser una buena opción de emprendimiento para aquellos que quieren tener una tienda online pero no tienen conocimientos sobre gestión o quieren limitar al mínimo su inversión inicial.

Hay que matizar que esto no es exactamente un ingreso pasivo. Para que la tienda dé beneficios es importante que haya un trabajo de posicionamiento de la web y de publicidad para conseguir visitantes, así como un buen servicio de atención al cliente para conseguir una buena reputación.

Comentarios (0)

Todavía no hay ningún comentario

Deja tus comentarios

  1. Puedes publicar tus comentarios como usuario invitado o registrarte. Si ya estás registrado, accede aquí:
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación