91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Cualidades de la luz natural para captar las mejores instantáneas

luz natural

Son muchas las empresas o autónomos que necesitan la contratación de servicios de fotografía profesional para sus compañías. Su objetivo es transmitir de forma coherente la imagen de tu empresa y dar valor a su marca, productos o servicios. Por este motivo, es importante hacer fotos aprovechando la luz natural y sacándole el máximo partido.

En el siguiente artículo se hablará de la importancia de la luz natural, de sus características, sus diferencias con la luz artificial, la mejor hora para tomar fotos con luz natural y mucho más. También explicaremos por qué es conveniente apostar por profesionales expertos en captar las mejores instantáneas para hacer fotografía publicitaria o de eventos.

Ventajas de hacer las fotos al aire libre

Las fotos al aire libre permiten dominar la herramienta más poderosa: la luz natural. Puede ser la mejor aliada o la mejor enemiga. Por este motivo, es fundamental utilizar la luz correctamente para que los resultados hablen por sí solos. Hay que tener en cuenta que tanto la iluminación como la configuración de la cámara determinan el resultado y el éxito de una sesión de fotos completa hasta incluso antes de comenzar a hacerlas.

Es conveniente comprender correctamente los diferentes conceptos básicos de iluminación para conseguir, por ejemplo, fotos de producto únicas para poder usar en la página web y en posibles campañas de marketing.

Por otro lado, al controlar las sombras creadas a partir de la luz natural, se pueden agregar otros elementos de interés a las fotos de producto. Hay que estar preparado para cada eventualidad, ya que la luz puede cambiar de un minuto a otro. Y para comprender el potencial que ofrece, únicamente hay que empezar a observarla en el día a día.

Los matices y las posibilidades creativas son infinitas. También se puede jugar con ellas con la ayuda de un fotógrafo experto en la materia. Son esas posibilidades las que marcan las diferencias entre luz natural y luz artificial y hacen que la primera sea tan importante y poderosa.

Luz natural como recurso eficiente

Su uso también permite hacer sesiones fotográficas más económicas y adaptadas a las necesidades de cada cliente. La luz del sol o de la luna es gratuita, por lo que no se necesitan invertir grandes sumas de dinero para fotografiar momentos inolvidables. Solo es necesario escoger la ubicación perfecta para hacer una buena toma. Se necesita una buena cámara, tener buen ojo y -si se quiere llevar el trabajo a otro nivel-, también se pueden utilizar rebotadores de luz o difusores.

Otra de las ventajas es que la luz natural ofrece variedad y abundancia. Hay una gran cantidad de horas en las que se puede aprovechar este tipo de iluminación. Y lo mejor es que existen diferentes tipos de luminiscencia dependiendo el momento en que se hagan las fotos.

También es importante destacar que la luz que proviene del sol es fácil de conseguir tanto en exteriores como interiores, por lo que hace sencilla la tarea de hacer fotos de estudio o de paisaje. Se trata de un recurso natural que está al alcance de todos y que le da un tipo de brillo que hace que las fotografías tengan una apariencia mucho más real.

Diferencias entre luz natural y la luz artificial

Haciendo referencia a las diferencias entre luz natural y la luz artificial, la iluminación artificial es aquella que proviene de las bombillas o focos creados con tecnología punta, mientras que la iluminación natural es aquella que proviene de la naturaleza. Por motivos obvios las fotos con luz natural tienen unos colores más impresionantes y garantizan unos resultados que se asemejan más a la realidad. A continuación, destacaremos algunas de las ventajas y características de la luz natural.

Características de la luz natural que determinarán tu composición

Es esencial tener en cuenta una serie de características:

  • Identificar qué tipo de luz natural predomina en la escena. Hay que tener en cuenta que existen tres tipos de luces: suave, dura o intermedia. Por ejemplo, en un día nublado es ideal jugar con la luz más suave. Por otro lado, la dura se da en días despejados y ofrece unas sombras oscuras por el alto contraste. Y la intermedia es típica de los amaneceres y atardeceres.
  • Estudiar qué dirección tiene la luz en ese momento. La dirección cambia de forma constante por la rotación de la tierra alrededor del sol. Lo ideal es comprender de dónde viene y hacia dónde va la luz. Y también puede cambiar dependiendo de la composición o cómo esté posicionado el fotógrafo o el sujeto.
  • Observar qué impacto tiene la luz en los colores. La luz es la responsable directa de hacer que los colores se vean más vivos, apagados, blanqueados y mucho más.

En definitiva, es fundamental adaptarse a las condiciones lumínicas y aprovechar al máximo la luz natural para mejorar, entre otros aspectos, la imagen corporativa de la empresa.

Te interesa:

¿Qué es el forfaiting?

El comercio internacional es algo diferente del que se produce dentro de las fronteras nacionales. Cuando se trata de importaciones…

¿Qué es la nube? Cloud computing en la empresa

Tradicionalmente la gran mayoría de las aplicaciones que se utilizaban a nivel personal, y en muchas ocasiones a nivel empresarial,…

¿Qué son las microempresas?

Según la Comisión Europea Microempresa es aquella empresa que tiene menos de 10 empleados, un volumen de negocio igual o…

Metodología Scrum para la gestión de proyectos

Para una empresa o un profesional abordar un proyecto no siempre es sencillo. Saber qué es la gestión de proyectos…

Competencia desleal

La Constitución Española de 1978 recoge el principio de libertad de empresa, que está estrechamente relacionado con la prohibición de…

Responsabilidad de los administradores de una empresa

En una sociedad mercantil hay varios participantes. Por un lado están los socios, cuya responsabilidad queda limitada al capital que…