91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Las apps: una fuente inagotable para los emprendedores

Desde luego, nadie duda que las apps se han convertido en compañeras inseparables del smartphone y con ello, de sus usuarios. Las facilidades que ofrecen a la hora de viajar -ahora que vivimos los últimos coletazos de las vacaciones estivales- son incalculables y han permitido aprovechar pequeñas escapadas para convertirlas en grandes periplos.
Y es que las apps son unas poderosas herramientas que tenemos muy a mano, pues gracias a ellas acertaremos a encontrar un alojamiento de última hora, un restaurante, cómo llegar a un lugar en el menor tiempo, localizar eventos culturales que se están ofreciendo en la zona en ese momento, traducir un cartel, una guía, etc. que nos ha puesto en un aprieto… E incluso evitar largas esperas para acceder a algún lugar turístico reservando previamente las entradas. Y es que la lista de aplicaciones es interminable, pues no solo los viajes provocan descargas masivas: todo un campo por descubrir se ofrece a los emprendedores que busquen materializar una idea que mejore la comunicación de las personas gracias a esta herramienta tecnológica.

Y es queda mucho trabajo por hacer. Y el número de usuarios crece cada día. Aunque todavía se pueden encontrar muchas opciones dentro del creciente mundo de las redes sociales, la búsqueda de personas y el servicio de mensajería instantánea -sin voz, con voz, con vídeo o hangouts-, las utilidades se pueden encontrar en sectores tan distintos como el educativo, la medicina, las artes, la economía, los idiomas... De la creatividad del emprendedor y su sensibilidad con el medio que le rodea dependerá el éxito de la nueva app.

Lo mejor de estas aplicaciones móviles es que no requieren una gran inversión a la hora de desarrollarlas, pues se pueden costear gracias a la publicidad o al pago de un pequeño importe por parte del usuario que la descargue. De hecho, la mayoría de las aplicaciones que se emplean se hallan en esta situación y las ventajas obtenidas por los creadores son altísimas.

Un buen punto de partida para el emprendedor que desee embarcarse en este negocio es pensar que a pesar de que las apps son en estos momentos muy numerosas, todavía se quedan cortas para los muchos usos que de ellas se pueden realizar. Por ejemplo, todavía en España no se ha dado el salto a las aplicaciones móviles que permitan realizar compras desde el smartphone de forma habitual. En este caso, España sería un buen nicho de mercado, ya que los españoles cada vez emplean más su ordenador para realizar sus compras. Así, aplicaciones rápidas, inteligentes, seguras y que den confianza al usuario serían muy eficaces a la hora de rentabilizarse. Y es que nos faltan palabras para describir el potencial de estas pequeñas aplicaciones que están envolviendo al mundo en un enorme cambio. Por ello, es obvio que a los emprendedores no les faltarán ideas para desarrollar.