91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad
cotizacion-ingresos-reales

Cotización por ingresos reales para los autónomos. ¿Sueño o pesadilla?

La cotización por ingresos reales para los autónomos es un tema sobre el que se ha hablado largo y tendido en los últimos años. Aunque algunos partidos políticos han propuesto en sus programas de gobierno hacer cambios en el sistema de cotización actual, lo cierto es que estas ideas nunca han llegado a nada.

Cuando ya casi parecía que los profesionales dados de alta en el RETA iban a tener que conformarse con el sistema de cotización actual para siempre, el año pasado el Ministerio de Seguridad Social confirmó que iba a comenzar la negociación con los representantes del colectivo autónomo para convertir la cotización por ingresos reales en el nuevo sistema aplicable.

¿Qué implica la cotización por ingresos reales?


Hasta ahora quienes están de alta en el RETA cotizan a la Seguridad Social en función de la base de cotización que ellos mismos han elegido. El autónomo calcula más o menos cuánto va a ganar con su actividad y escoge su base en consecuencia. Eso sí, la base escogida se puede cambiar hasta cuatro veces al año.

Pero ya sabemos que cuando se trata de trabajar por cuenta propia no hay nada seguro. Así que nos podemos encontrar con profesionales que están teniendo una facturación muy elevada y están cotizando muy poco, y también con autónomos que se encuentran con que sus ingresos actuales son insuficientes para asumir la cuota de cotización que han elegido.

La idea es que la cotización por ingresos reales acabe con este tipo de situaciones. El nuevo método permitirá que cada autónomo cotice de forma ajustada a lo que está ganando en cada momento.

¿Cómo será el nuevo sistema?


Por el momento sabemos muy poco sobre él, ya que está en fase de negociación. Lo que está claro es que un sistema basado estrictamente en los ingresos que obtiene un autónomo implicaría que este pagaría cada mes una cuota diferente, y eso sería algo muy complicado de asumir.

Las propuestas actuales giran en torno a hacer los ajustes de forma trimestral e incluso anual. De esta forma, el autónomo podrá elegir una base de cotización que considere acorde al que va a ser su nivel de ingresos. Cuando llegue el momento de la revisión, si ha facturado más, tendrá que abonar dinero a la Seguridad Social pero, si ha ganado menos dinero, recibirá la devolución de lo que ha cotizado en exceso. Algo similar a lo que ocurre con la declaración de la Renta.

Pero esto es solo una posible alternativa, porque no hay nada decidido de manera definitiva. Además, todavía falta algo de tiempo para que la cotización por ingresos reales llegue. Como muy pronto, empezaría a implantarse a principios de 2022, y lo haría de forma progresiva.

Esta forma de cotizar, ¿es mejor o peor para los autónomos?


La mejor respuesta que podemos dar a esta cuestión es que, depende. La mayoría de los autónomos están a favor de que se produzca un cambio en el sistema de cotización, pero no todos creen que la cotización por ingresos reales sea la mejor solución o, al menos, no en los términos en los que la propone el Ministerio de Seguridad Social.

Se estima que con el nuevo sistema unos 700.000 autónomos pagarán más cotización. Algo que afectará a sus ingresos mensuales, pero que también les reportará beneficios de cara al futuro cuando llegue el momento de acceder a la pensión de jubilación.

A efectos prácticos, la mayoría  de los autónomos van a seguir cotizando más o menos lo que cotizan ahora, así que no notarán grandes cambios si no sufren importantes subidas o bajadas en su facturación.

Pero, sin lugar a dudas, los grandes beneficiados serán aquellos autónomos que tienen más dificultades para aumentar su volumen de ingresos. Quienes tengan una facturación baja, pueden experimentar una bajada importante en su cuota mensual a la Seguridad Social.

Por tanto, algunos autónomos verán el cambio como algo positivo y para otros no será tan bueno. Quien sí va a salir ganando seguro es la Seguridad Social, que aumentará su cotización.

Por el momento, vamos a tener que seguir esperando para comprobar cómo es el nuevo sistema de cotización y evaluar objetivamente si es más positivo o más negativo de lo que parece ahora mismo.