Proposición de UATAE para que los autónomos coticen por ingresos reales

La cotización de los autónomos siempre ha sido un tema controvertido, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que España es uno de los países de la Unión Europea con las cuotas más altas. En la mayoría de los países de nuestro entorno se establece una cuota fija bastante asumible o bien se vincula la cotización a los ingresos generados. Esta última solución es la que los autónomos españoles vienen pidiendo desde hace años.

La última reivindicación en este sentido ha partido de la Unión de Autónomos UATAE. La propuesta presentada al Gobierno busca establecer un sistema de cotización más justo, solidario y contributivo a través de una cotización basada en los ingresos reales.

La propuesta de UATAE se basa en lo siguiente:

  • Los autónomos que ganen menos de 12.000 € netos cotizarán por una base mínima que se establecerá de forma anual en los Presupuestos Generales del Estado. Esta base mínima será aproximadamente un 50 % más baja que el tipo efectivo actualmente vigente.
  • Los autónomos que ingresen entre 12.000 y 15.000 € al año pagarían una cuota que sería un 25 % inferior a la que están pagando en la actualidad.
  • Los autónomos que tengan mayores ingresos son los que en la actualidad están pagando ya las bases más altas de cotización, por lo que seguirían pagando más o menos lo mismo.

 

La base de cotización progresiva contaría con una base máxima aplicable a los autónomos que ingresen más de 45.000 € al año, lo que se estima que podría afectar a un 30 % de los profesionales.

La propuesta prevé incluso establecer un mínimo exento. De tal forma que aquellos autónomos que no superen al año una determinada cantidad de ingresos no tengan la obligación de darse de alta en el RETA.

A efectos prácticos esto supone que un 50 % de los autónomos pagarían entre un 50 % y un 25 % menos de lo que están pagando en la actualidad en concepto de cotización a la Seguridad Social. Un 7 % se quedará con una cuota más o menos similar a la que tiene ahora y un 30 % pagará más, aunque esa subida será progresiva y acorde con los ingresos.

Se busca también que el nuevo sistema de cotización ofrezca una mejor protección a los autónomos, incluyendo protección en las bajas por maternidad y paternidad, las bajas por enfermedad y cotizando además para la prestación por cese de actividad.

Cambiar las bases de cotización mejoraría la situación presente y futura de los autónomos, puesto que les permitiría acceder a pensiones más acordes con sus ingresos reales durante su vida laboral.

Sobre el tema de la cotización en base a ingresos reales se ha discutido mucho en los últimos años sin que en ningún momento llegaran a perfilarse realmente propuestas que  fueran interesantes para el colectivo de autónomos. Sin embargo, parece que esta vez la idea está algo más cerca de hacerse realidad. Recientemente el Gobierno se ha comprometido a establecer este tipo de cotización a partir del 1 de enero de 2019, con la entrada en vigor de los nuevos Presupuestos Generales del Estado.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidadCláusula de protección de datos y políticas de privacidad

Código de seguridad
Refescar

Aviso legal - Política de cookies y configuración. Encontrará la información sobre Protección de datos en los diferentes formularios de la página donde se puedan solicitar datos personales