91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

España está entre los países en los que es más difícil abrir un negocio.

España está entre los países en los que es más difícil abrir un negocio.

Así es, los trámites y los obstáculos burocráticos que se han de sortear en España para abrir  un negocio, son tantos y tan costosos, que hacen que España esté entre los países en lo que cueste más ser emprendedor.

Concretamente España ocupa el puesto número 49 en el ranking que pone de manifiesto el diario Eleconomista. Este puesto nefasto se ha conseguido por la tardanza en formalizar papeles y por la cuantía económica que supone el iniciar un negocio.

En España se tardan unos 47 días en formalizar un negocio, mientras que en nuestro entorno, en algunos países de la Unión Europea, la diferencia es sustancial, en Francia se tardan 7 días, en Reino Unido 13 días, en Italia 6 días y en EEUU, también 6 días.

Además es un trámite caro que no se arregla después, ya que, como señala el diario, los bancos no están haciendo una labor de inversión en los créditos concedidos a nuevos negocios, sino que la inversión en obra pública está haciendo que ésta última sea la beneficiaria de todas las ayudas bancarias. Si bien, como señalamos en una noticia anterior, la administración pública tiene más probabilidades de pagar demoras que la empresa privada.

Con todo, si la dificultad a la hora de crear empresa no mengua, España se va a encontrar con una merma en la investigación y el desarrollo en muchas de las parcelas necesarias, ya que los emprendedores siembran las semillas del desarrollo en cualquier país.