91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Claves de la nueva normativa para fomentar el trabajo autónomo

En la actualidad algo más de 1.700.000 personas en España trabajan por cuenta propia. Aunque la diferencia entre el número de trabajadores autónomos y el número de trabajadores por cuenta ajena es todavía muy amplio en España, los analistas creen que de cara al futuro las diferencias de cifras entre el trabajo autónomo y el trabajo asalariado podrían disminuir rápidamente.

En España el trabajo autónomo se ha venido impulsando especialmente durante los últimos cinco años. La crisis ha provocado que muchas empresas cierren y ha condenado a determinados colectivos a pasar años en el paro, por ello frente a esta situación el autoempleo se ha convertido para muchos/as en su única salida para volver al mercado laboral.

Medidas como poder capitalizar en un solo pago toda la prestación de desempleo para montar un negocio, la tarifa planta de 50 euros para nuevos autónomos o la posibilidad de los jóvenes menores de 30 años de cobrar el paro mientras trabajan como autónomos, son algunas de las medidas que han ayudado a que el autoempleo se incremente en los últimos años.

A pesar de las medidas adoptadas el volumen de desempleados que acceden al trabajo autónomo sigue siendo insuficiente para paliar las altas tasas de desempleo, por ello desde el gobierno se ha trabajado en una normativa que incentive todavía más el trabajo por cuenta propia.

La Ley para el Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social se aprobó el pasado 25 de agosto y se publicó en el BOE el 10 de septiembre. La Ley cuenta con una “vacatio legis” de 30 días y entrará en vigor el próximo 10 de octubre de 2015.

Entre las medidas más destacadas está la revisión de la tarifa plana. La cuota para contingencias comunes quedará fijada en 50 euros exactos durante los seis primeros meses o 12 primeros meses si se trata de trabajadores con discapacidad, víctimas de terrorismo o de violencia de género.

La posibilidad de cobrar el paro y trabajar como autónomo se extiende a personas de todas las edades. La dualidad cobro de la prestación / trabajo como autónomo podrá desarrollarse durante un período de nueve meses.

Quienes estén cobrando una prestación por desempleo podrán capitalizar el 100% de la prestación para invertirlo en un nuevo negocio, sin importar su edad. La capitalización también será posible para cubrir gastos de constitución de sociedades y adquisición de servicios específicos de asesoramiento, formación e información.

Las personas desempleadas que se den de alta como autónomos podrán solicitar la reanudación del cobro de la prestación hasta pasados cinco años desde la fecha de alta, ampliándose así el plazo de dos años que establecía la legislación anterior. No obstante para que se conceda este derecho deberán acreditarse causas organizativas u económicas.

Los nuevos autónomos que contraten trabajadores conservarán su tarifa plana de cotización a la Seguridad Social. En el caso de autónomos que sean familiares colaboradores el incentivo pasa a ser de 18 a 24 meses. Aunque la bonificación de los seis meses añadidos se reducirá al 25%.

La Ley prevé además otras medidas para promover un mayor apoyo a la conciliación de la vida laboral y la vida personal y medidas de apoyo para los Centros Especiales de Empleo y las Empresas de Inserción.