91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad
Cotizar por ingresos reales: la Propuesta del Gobierno

Cotizar por ingresos reales: la Propuesta del Gobierno

La Comisión del Pacto de Toledo incluye varias recomendaciones en su propuesta para homogeneizar el sistema de cotización y con él la acción protectora de la Seguridad Social. Entre ellas se hace referencia a la posibilidad de adoptar un sistema de cotización para los autónomos basado en sus ingresos reales, una prescripción que coincide con lo que algunas asociaciones de autónomos venimos pidiendo desde hace años.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha tomado en cuenta estas recomendaciones y las demandas del sector y ha presentado un primer borrador de lo que sería el nuevo sistema de cotizaciones basado en los ingresos reales. El objetivo es que aquellos que ganen más coticen de conformidad a lo que de verdad están ganando y que los profesionales por cuenta propia con menos ingresos vean reducida la presión económica que soportan al tener que pagar menos mes a mes a la Seguridad Social.

Las cotizaciones de los autónomos, un problema sin resolver

Tal y como está establecido actualmente el sistema de cotizaciones para autónomos, a muchos profesionales se les hace complicado cumplir con sus obligaciones con la Seguridad Social. Y es que se estima que más de la mitad de quienes están de alta en el RETA tienen unos ingresos que están por debajo del Salario Mínimo Interprofesional.

Teniendo en cuenta que la base mínima de cotización es de 944,40 euros y que en este caso corresponde pagar algo más de 283 euros, si los ingresos obtenidos por la actividad profesional son muy bajos, puede haber autónomos que estén dedicando una gran parte de sus ganancias a pagar su cuota del RETA.

Por el contrario, también hay un elevado número de profesionales que tienen altos ingresos y que aún así deciden cotizar por la cuota mínima. Esto supone un problema para ellos, que ven reducirse la cuantía de las prestaciones a las que tienen acceso -especialmente significativo es el caso de la jubilación-, pero también para la propia Seguridad Social, que no consigue ingresar lo que debería.

Una cotización según ingresos reales pero con límites

La propuesta del ministro Escrivá es implantar un sistema basado en cotizaciones reales que afectaría especialmente a aquellos autónomos que ganen más de 25.000 euros al año (se estima que son unos 700.000).

Para los profesionales que estén teniendo ingresos por debajo de esa cantidad la cotización seguirá más o menos igual, aunque quienes ganan menos podrían ver reducida su cuota proporcionalmente.

El objetivo es implantar un sistema de cotización que permita a quienes están dados de alta en el RETA escoger su base de cotización teniendo en cuenta los ingresos que prevén tener pero que, a la vez, sea flexible. Es decir, que el propio autónomo pueda hacer modificaciones en su base de cotización a lo largo del año y que haya una regularización anual para confirmar que se ha pagado lo debido. De hecho, si se ha cotizado de más, se devolvería la cantidad que corresponda.

Este sistema va a ser discutido en las próximas semanas por el Ministerio de Seguridad Social y los representantes de los autónomos, por lo que la propuesta podría sufrir algunos cambios antes de ser aprobada definitivamente.