91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

UPTA muestra su sorpresa por el apoyo de CEOE-Cepyme a la ampliación de la edad de jubilación

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha mostrado su rechazo al apoyo expresado por el Comité Ejecutivo de CEOE-Cepyme a la propuesta de ampliar la edad de jubilación a los 67 años y el período de cotización, que la asociación considera "muy perjudicial" para el colectivo de autónomos.

En su comunicado, difundido este jueves por la entidad regional de UPTA, la Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria (UTAC), la asociación se sorprende por el respaldo de la patronal "a un endurecimiento de las condiciones de jubilación que representaría un mazazo para muchos autónomos que ya tienen hoy dificultades para mantener sus negocios hasta los 65 años y una traba más para la incorporación de jóvenes a las empresas familiares".

"La mayoría de los autónomos que están cerca de la actual edad de jubilación han cotizado por bases más altas durante los últimos períodos de vida laboral, por lo que la ampliación del cómputo a 20 años les perjudicaría especialmente", recalca el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna.

Reyna recuerda que UPTA y otras asociaciones llevan mucho tiempo trabajando por incentivar las bases de cotización de los autónomos para garantizar unas mejores condiciones de jubilación, "algo que CEOE-Cepyme no hizo durante los años en los que parecía representar en exclusiva a este colectivo", denuncia.

En opinión Reyna, la postura que adopta ahora CEOE-Cepyme "debilita claramente la mantenida por las organizaciones de autónomos y traslada un mensaje catastrofista a un colectivo al que dice representar", por lo que UPTA confía en que "algunas federaciones sectoriales de la patronal que tienen mayor presencia entre los autónomos se opongan tajantemente al planteamiento del Comité Ejecutivo".

Para Reyna, el posicionamiento de la patronal confirma que "aunque dice representar a los autónomos a través de CEPYME, una vez más demuestra que sólo defiende los intereses de las grandes empresas y que sólo ven el sistema de protección social desde la perspectiva de los empleadores, olvidándose claramente de los autoempleados y las empresas individuales", concluye.