91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

¿Por qué la ciberseguridad es una asignatura pendiente para los autónomos?

ciberseguridad-autonomos

Desde que comenzó la pandemia los ciberataques a nivel mundial se han multiplicado. Los hackers son conscientes de que con tanta gente trabajando desde su casa es más fácil acceder a la información, puesto que las redes domésticas no suelen estar tan protegidas como los profesionales.

En el caso concreto de los autónomos la ciberseguridad es tan importante ahora como lo será después de la pandemia, puesto que en sus dispositivos guardan toda la información esencial de su negocio: ideas para nuevos proyectos, datos personales de clientes, números de cuentas corrientes, etc.

Sin embargo, la estadística nos demuestra que realmente son pocos los profesionales que trabajan por cuenta propia que se protegen adecuadamente ante los ciberataques, ¿qué está ocurriendo?

¿La ciberseguridad no interesa a los autónomos?

Nada de eso, la mayoría de los profesionales son conscientes de que es fundamental proteger la información que hay en sus equipos tecnológicos. Lo que ocurre es que es algo que no priorizan.

Cuando los recursos son escasos, como suele ocurrirles a los autónomos, hay que elegir muy bien en qué se van a gastar. Los profesionales suelen destinar su dinero a invertir en otras cosas que consideran más prioritarias que la ciberseguridad.

Esto hace que estén mucho más expuestos a los ataques de hackers de lo que cabría pensar en un primer momento. De hecho, un 43% de los ataques cibernéticos afectan a pequeñas empresas, y el coste medio de cada uno de estos ataques está en torno a los 35.000 euros.

Los delincuentes pueden sustraer los datos y venderlos a un tercero, o “secuestrarlos” y exigir al titular el pago de una cantidad de dinero para recuperarlos. Sea como sea el ataque, al autónomo le va a costar más afrontar las consecuencias del mismo que lo que le hubiera costado adoptar medidas para protegerse. Por eso, cuando se trata de ciberseguridad siempre es mejor prevenir que curar.

Aumenta la concienciación

En los últimos meses se han producido graves ataques a entidades públicas como el SEPE y a importantes oleoductos en Estados Unidos. Si un hacker puede romper las barreras de una red compleja y bien protegida, ¿cómo no va hacerlo con un equipo que apenas cuenta con protección?

La parte buena de estos ataques es que han hecho crecer la conciencia de que es necesario estar preparados a todos los niveles. Muchos autónomos empiezan a darse cuenta de que los ataques no son una amenaza remota sino un riesgo bastante real.

Ahora que hay más concienciación, el segundo paso para protegerse es formarse. Todavía hay profesionales que desconocen formas básicas de ataque de los hackers como el phishing o el envío de malware para infectar equipos.

Superada la etapa de formación, es hora de buscar diferentes recursos que puedan ayudar en la actividad preventiva frente a los ciberataques.

Formas básicas de proteger la ciberseguridad

La ciberseguridad es un tema complejo, pero hay medidas sencillas que se pueden poner en marcha de forma inmediata.

Usar antivirus y antimalware

Instalar un antivirus y un antimalware es lo primero que habría que hacer en cualquier ordenador, tablet o móvil. Es la única forma efectiva de contar con un escudo que bloquee gran parte de las amenazas.


Aunque existen algunas versiones gratuitas bastante efectivas, lo mejor es confiar en software de la máxima calidad, que sea revisado y mejorado de forma constante.

Mantener los programas actualizados

El sistema operativo, el antivirus, las aplicaciones… todo el software que hay en un ordenador o en un móvil debe actualizarse con el paso del tiempo. Aunque es un proceso que suele dar bastante pereza, es conveniente aplicar las actualizaciones lo antes posible.

Muchos de los ajustes que se hacen buscan reparar brechas de seguridad detectadas. Si alguien tiene una app no actualizada en su móvil tiene más posibilidades de sufrir un ciberataque que alguien que tiene instalada la última versión.

Usar contraseñas fuertes

Las contraseñas seguras deben ser complejas. Formadas por letras mayúsculas y minúsculas, números, y algún signo. Mucho mejor si no tienen nada que ver con fechas importantes, nombres de hijos, etc. 

Además, hay que usar una contraseña diferente para cada programa que requiera de registro y cambiarlas todas periódicamente.

Hacer copias de seguridad

Realizar periódicamente una copia de seguridad de toda la información que hay en los equipos informáticos es una buena forma de protegerse frente a ataques ya que, en caso de producirse estos, la cantidad de información perdida será la menor posible.

Ya existe software que se encarga de hacer la copia de forma automática con la periodicidad indicada y guardarla en la nube.

Con solo realizar unos pequeños ajustes se consigue avanzar mucho en materia de ciberseguridad. Además, estas medidas de protección que hemos señalado son gratuitas. En lo único que tendría que invertir el autónomo es en un antivirus.

Te interesa:

Identidad corporativa ¿qué es y cómo desarrollarla?

La identidad corporativa de una empresa son los atributos que la conforman y la definen.  Es lo qué es y…

Convenios colectivos: características y aplicación

El convenio colectivo es una de las fuentes normativas que regula los derechos y deberes de la relación entre empresario…

Novedades en el derecho de separación del socio cuando no se reparten dividendos

El reparto de dividendos en las sociedades de capital es uno de los temas más complejos que deben abordar los…

Clases de comercio electrónico según vendedor y cliente

El comercio electrónico, entenidod como el intercambio online de información comercial, productos o servicios, se puede clasificar en 5 tipos…

Acabar con el síndrome postvacacional

La vuelta al trabajo es difícil de llevar y es que, tras unos días de relax y descanso, volver a…

Tipos de campañas en la publicidad online

La publicidad online tiene las ventajas de su bajo coste y alta efectividad, siempre y cuando se gestione correctamente. Por…