Redes sociales en la empresa ¿cómo y por qué?

Redes sociales en la empresa

¿Qué son las redes sociales?

Las Redes Sociales o Web 2.0 son la evolución/unión de la web plana y el correo electrónico. En la web de una empresa el usuario puede ver los productos, enviar un mensaje o, incluso, realizar una compra, pero siempre de una forma bidireccional (usuario-empresa) privada. En las Web 2.0 o plataformas sociales el usuario interactúa con otros usuarios y empresas, manda mensajes instantáneos que pueden ser leídos por sus seguidores o contactos y establece relaciones sociales, comerciales o de intereses comunes de forma inmediata, multidireccional y pública.

Internet es el soporte publicitario que más ha crecido en los últimos años. El 77% de los usuarios de Internet utiliza las redes sociales de forma habitual, y más del 60% de las empresas están presentes en Facebook.

¿Por qué utilizar las redes sociales en la empresa?

Porque es un canal de comunicación con el cliente que permite: reforzar la imagen y el conocimiento de la marca; captar tendencias y generarlas a través de la opinión; crear clientes y fidelizarlos; promocionar productos, servicios y eventos…

Porque, solo en España, y mencionando las más conocidas: Facebook tiene casi 10 millones de usuarios; Twitter, más de 1 millón de usuarios, de los cuales más del 48% sigue a empresas;  Linkedin, alrededor de 1 millón de usuarios y el 15% de los profesionales españoles están presentes en ella; Youtube, 7,8 millones… Cifras que, aunque abrumadoras, no se pueden obviar en los interés de una pyme o microempresa.

Porque es gratuito, fácil de usar y al alcance de cualquiera que tenga Internet.

Y porque, en definitiva, las redes sociales actúan como los comerciales en una empresa.

¿Cómo introducirse en las redes sociales?

Empezar a trabajar con las Redes Sociales requiere tiempo. Como cualquier actividad nueva, el principio es difícil y el resultado se ve a medio y largo plazo. Lo más aconsejable es integrar el uso de las Redes en la actividad de la empresa y dedicarle unas horas a la semana.

Se debe hacer una primera inmersión en ellas: conocerlas; estudiar sus características; ver cuáles son las más apropiadas para el negocio; dónde se encuentra el mayor número de potenciales clientes; observar a la competencia (estudiar su actividad y presencia, y cómo lo hacen); y decidir si se va actuar (por qué) y en cuáles se va actuar (para qué y estrategia).

En el caso de que no se decida actuar ahora, ya sea porque no se considera importante o porque no se dispone de tiempo, si es recomendable registrar en las mismas el nombre de la empresa para asegurar que no pueda ser utilizado por otro usuario o la competencia. Hay que registrarse en las más importantes, aunque a priori no se aprecie el beneficio, y en las que se hayan observado de interés posible; y utilizar siempre, en todas ellas, el mismo nombre o marca para unificar la presencia de la empresa y facilitar la búsqueda.

Primeros pasos en la redes sociales

Si se decide empezar a trabajar con las redes sociales, algunas de las cosas que se deben hacer son:

  • Estudiar a los usuarios de las redes y seleccionar las más interesantes (por el tipo de usuarios, el tipo de relaciones que se dan…).

  • Si la actividad de la empresa es comercial, abrir una página profesional con el perfil de la empresa (esto promocionará el negocio). No utilizar un perfil personal para una página profesional.

  • Si la actividad es más social, unirse a uno o varios grupos o crear uno propio. Los grupos son más dinámicos (más diálogo y colaboración entre usuarios) que las páginas. Establecer conversaciones relacionadas con la actividad de la empresa.

  • Una vez que se ha establecido la presencia de la empresa en las Redes (párrafos anteriores) es muy importante interactuar dejando comentarios, contestando a los mensajes y a los clientes, poniendo imágenes de productos, información de ofertas y eventos… No responder o prestar atención a las redes sociales es como no responder al correo electrónico o al teléfono: queda mal.

  • Mantener actualizada la agenda de contactos y agregar nuevos, siempre con la máxima información posible.

  • Realizar actividades exclusivas para las Redes Sociales (promociones, descuentos, invitaciones…) es una manera de agradecer a los seguidores su fidelidad y de crear nuevos clientes en Internet.

  • No hacer spam. La publicidad no discriminatoria, es decir, masiva, produce mala imagen de la empresa, molesta y aleja a los clientes. Es mejor personalizar la publicidad, mediante eventos, concursos y promociones, a clientes específicos y, por ejemplo, sus invitados.

  • Ser siempre educado y respetuoso incluso con las críticas.

  • Buscar y hacer un seguimiento de las conversaciones sobre la marca de la empresa, sus productos o aspectos relacionados con la misma (mercado, novedades tecnológicas…) para poder valorar la opinión de los clientes y de la competencia, y encontrar oportunidades de negocio.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación
Tarea Cron empieza