Obligaciones fiscales

Iniciar una actividad económica como autónomo o profesional, origina un conjunto de obligaciones fiscales de carácter estatal (no se recogen aquí otras obligaciones fiscales que pueden existir autonómicas o locales, o de carácter mercantil, registral, laboral, etc), algunas de ellas anteriores al inicio de la actividad y otras que deberán cumplirse durante el ejercicio de la misma.

Obligaciones antes de hacerse autónomo o arrancar una empresa

Las personas físicas están obligadas a solicitar ante la Agencia Tributaria el alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores. De esta manera se obtiene el número de identificación fiscal. De igual manera, las personas jurídicas o entidades han de solicitar su inclusión en el Censo de Tributarios Obligados.

Declaración censal, modelos 036 y 037

Declaración censal: modificación y baja

Obligaciones para autónomos y empresas

Son, principalmente, las que tienen que ver con el IRPF y el IVA:

Estimación objetiva (IRPF)

Estimación directa simplificada (IRPF)

Estimación directa normal (IRPF)

Régimen general (IVA)

Régimen especial simplificado (IVA)

Régimen especial del recargo de equivalencia (IVA)

Régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca (REAG y P)

Si se realizan compra o venta de productos o servicios con otros estados miembros de la Unión Europea, es necesario declarar:

IVA en las Operaciones intracomunitarias

Según el volumen de negocio o la actividad desarrollada, hay otras obligaciones a tener en cuenta:

Declaración anual de operaciones con terceros

Declaración anual de partícipes y aportaciones a planes de pensiones

Declaración informativa de operaciones incluidas en los libros registro

Retenciones del capital mobiliario

Retenciones por arrendamiento de bienes inmuebles

Retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo, actividades económicas, premios y determinadas imputaciones de renta