91 197 67 48    hola@redautonomos.es

Conciliación: una cosa de mujeres

Conciliación: una cosa de mujeres

En España la mujer sigue cargando con los cuidados. Las estadísticas reflejan que las mujeres cuidan más, dedicando a ello muchas más horas que los hombres. Y lo hacen, tanto en exclusividad, como compatibilizándolo con el trabajo.

También son ellas,  nosotras, las que en mayor porcentaje buscamos trabajo de forma parcial para compaginarlo con los cuidados o las que mayoritariamente dejamos el trabajo para atenderlos.

Cuando hablo de cuidar me refiero a todo: limpiar, cocinar, criar, etc.; y, por supuesto también, a encargarnos de los cuidados emocionales. Las mujeres no solo llevamos el peso físico de las tareas del hogar, sino que soportamos también el desgaste emocional. Acompañar, abrazar, consolar, calmar… parece que son cosas de mujeres; pero también llevar la agenda médica de todos los miembros de la unidad familiar, controlar el progreso de los hijos en los centros educativos, recordar y planificar los eventos familiares, etc.

Puede parecer exagerado, pero haced la prueba. Preguntad a los hombres que conocéis por el calendario de vacunación de sus hijos, por las reuniones a las que han asistido en escuelas o institutos, o por el cumpleaños de su suegra. Verán qué porcentaje de no sabe, no contesta.

En resumen, estamos más expuestas a la precariedad porque asumimos mayoritariamente, o se nos empuja a asumir, la tarea de los cuidados.  Es por ello que una crisis sanitaria como la actual coloca a la mujer en una situación de mayor vulnerabilidad y/o precariedad.

Hay una crisis económica, pero también hay una crisis de cuidados. Se necesita cuidar más que nunca: hay que hacerse cargo de los hijos, extremar la prevención, consolar a los que han sufrido pérdidas, atender a los mayores especialmente vulnerables frente a la COVID, etc. Y además, hay que hacerlo en una situación de total incertidumbre. No sabemos qué va a pasar con nuestros trabajos, si abrirán las escuelas, si enfermaremos, cuándo recuperaremos la normalidad (la normalidad de no tener miedo).

Hace unos días, el Ministerio de Trabajo anunció que estudia nuevas medidas para la conciliación ante la posible incidencia de sufrir cuarentenas con la vuelta al cole. Pero no podemos esperar mucho de ello, pues las diferentes propuestas que se han puesto sobre la mesa dejan, de nuevo, de lado a las autónomas e inciden en la vulnerabilidad de las mujeres. Sin medidas que den cobertura remunerada a la conciliación, este trabajo seguirá recayendo mayoritariamente en nosotras, las mujeres.

Desde Red Autónomos seguiremos luchando para que los trabajadores por cuenta propia tengan los mismos derechos que el resto de trabajadores. Pero, como Responsable del Área de Mujeres Autónomas en esta organización, creo que mi primer deber es dirigirme a vosotros, los hombres.

Es preciso que vosotros, los hombres, asumáis vuestra responsabilidad en los cuidados. Es hora de haceros corresponsables y de que compartáis vuestro tiempo, trabajo y dedicación. Es necesario que los cuidados no sean exclusivos de las mujeres, porque en las sociedades que los asumen de forma más igualitaria, las medidas de conciliación que se implantan son mayores.

Necesitamos teneros a nuestro lado para que la lucha por la conciliación familiar y laboral no sea una cosa de mujeres.
banner lateral 2oportunidad