91 197 67 48    hola@redautonomos.es

¿Qué está pasando con los autónomos?

Desde que se inició el estado de alarma el colectivo de trabajadoras y trabajadores autónomos está siendo especialmente activo en redes y medios para hacer notar su situación y reivindicar soluciones a la grave crisis económica que trae asociada la actual crisis sanitaria.

Miles de grupos en WhatsApp, Telegram, Facebook y otras redes, están congregando a los trabajadores por cuenta propia de todo el país alrededor de propuestas e iniciativas de carácter diverso, como alternativa a las propuestas del gobierno y las, mal llamadas, asociaciones representativas.

Si bien es verdad que muchos de estos grupos se inundan de fakenews y continuos intentos de manipulación, sería un error ignorar su capacidad de difusión y la función de “acompañamiento” que genera este diálogo virtual en un colectivo que se siente especialmente solo y abandonado.

Las propuestas que se están llevando a cabo son muy diversas y van, desde la creación de un partido político o el intento de hacer viral ciertos hashtags, hasta hecho simbólicos, como realizar caceroladas o raparse la cabeza.

En Red Autónomos somos sensibles a esta realidad e intentamos estar cerca de las autónomas y autónomos de este país, por eso nos hemos sentado a dialogar con las diferentes personas que están detrás de algunas de estas iniciativas. Y, aunque no compartimos todas las propuestas que se están realizando, sí creemos que es necesario participar del diálogo social y estar atentos a la realidad que sufre nuestro colectivo.

En el fondo de la cuestión, consideramos que hay dos circunstancias que determinan la grave situación de las autónomas y autónomos. La primera de ellas tiene que ver con la precariedad que caracteriza el trabajo autónomo en los últimos tiempos y la segunda, como apuntábamos anteriormente, con la crisis de representatividad que sufre nuestro colectivo.

Por un lado, la herencia de la crisis financiera de 2008 y su nefasta gestión ha dibujado durante los últimos años un panorama laboral desolador donde mucha gente se vio obligada a emprender por necesidad. La tarifa plana sirvió como anzuelo a miles de personas que habían sido expulsadas del mundo laboral y que veían en la rebaja de cuotas una oportunidad para reengancharse a la actividad económica.

Si bien es cierto que muchas personas encontraron un gran apoyo económico en estas ayudas y les valió para sacar adelante sus negocios, también lo es que crecieron exponencialmente algunas prácticas indeseables, como el abuso de la figura del falso autónomo. De igual manera, el paso del tiempo demostró que muchos negocios eran insostenibles una vez que finalizaba el sueño de 50€ de la tarifa plana y se volvía a la realidad de los 367€ de cotización mínima en 2020.

El segundo eje de nuestra argumentación también se remonta a los convulsos años de la anterior crisis económica. Un tsunami social cuestionó especialmente el espacio político consiguiendo un cambio radical (principalmente con la ruptura del bipartidismo) pero cuya influencia alcanza todos los ámbitos de nuestra sociedad.

En el ámbito del trabajo autónomo, esta influencia se ha dejado ver en la desafección de los trabajadores autónomos y puesta en duda de las asociaciones que los venían representando.

No quiere decir esto que los autónomos desistan de tener voz, sino que no toleran que su voz sea secuestrada por unos representantes que no han sido designados por ellos. A este respecto, recordar que el sistema de representación actual se basa en el número de trabajadores y sedes que tiene una entidad, así como en las asociaciones que dice representar, pero de ninguna manera en la que es una de nuestras principales demandas, la representación directa según los autónomos que así lo deseen (“un autónomo, un voto”).

Destacamos estos dos hechos para explicar el porqué hoy permanecemos atentos a este nuevo movimiento del que, si bien tiene un futuro incierto, no se puede negar su repercusión actual. Y es que, aunque seguramente andemos por caminos diferentes a la hora de proponer medidas concretas (nuestras reivindicaciones se encuentran ya bien definidas) o realizar el análisis de la situación, creemos absolutamente necesario estar en todos los diálogos que conciernan al colectivo autónomo.

banner lateral 2oportunidad