Las 5 fases de la actuación preventiva en la empresa

Fases de la actuación preventiva

El marco jurídico de la Prevención de Riesgos Laborales regula el derecho de los trabajadores a la protección de la salud y establece el deber empresarial de garantizarla. Para alcanzar este objetivo, el empresario ha de desarrollar una actuación preventiva permanente.

Fases de la gestión de la prevención

Organización para la prevención (Plan de Prevención)

El plan de prevención refleja las disposiciones organizativas necesarias para poder actuar en la empresa en relación a la prevención de riesgos (Las empresas de hasta 50 trabajadores que no desarrollen actividades especialmente peligrosas podrán reflejar en un único documento el plan de prevención de riesgos laborales, la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva).

La primera disposición ha de ser decidir quién va a ser el técnico en prevención en la empresa. Son tres las posibilidades:

  • Contratar con un servicio de prevención ajeno.
  • Nombrar a un trabajador de la empresa para que desempeñe a dedicación parcial esta función.
  • Que sea el empresario quien asuma esta función.

El resto de disposiciones del plan de prevención deben contemplar: la forma práctica en que se va a garantizar el derecho de los trabajadores a ser consultados sobre las decisiones en materia de planificación y organización del trabajo; la introducción de nuevas tecnologías; la designación de los trabajadores encargados de las medidas de emergencia, si cabe, y cualquier otra acción que pueda tener efectos sustanciales sobre la seguridad y la salud de los trabajadores.

Evaluación de riesgos

La evaluación de riesgos es un diagnóstico sobre la situación preventiva de la empresa, que debe permitir controlar los riesgos existentes para evitar su materialización en daños: accidentes y enfermedades.

Los objetivos de la evaluación de los riesgos son:

  • Decidir si hay que adoptar medidas preventivas
  • Determinar qué medidas preventivas hay que adoptar.
  • Establecer la prioridad de cada medida preventiva.

Planificación de las actividades preventivas

Una vez que la evaluación de riesgos haya puesto de manifiesto las medidas que hay que adoptar y la prioridad de cada una, el siguiente paso es planificar las acciones para llevarlas a cabo.

Entre las acciones concretas que tendrá que contemplar la planificación estará también la formación de los trabajadores y la vigilancia de la salud de los trabajadores (es obligatorio encargarla a un servicio de prevención ajeno).

Ejecución de las actividades preventivas

El empresario debe asegurarse de la efectiva ejecución de las actividades preventivas y correctivas incluidas en la planificación, por lo que debe realizar un seguimiento continuo de la misma.

Investigación de los daños producidos

La investigación de los accidentes y las enfermedades profesionales es una obligación legal y una actividad ineludible desde el punto de vista preventivo. A partir de la evidencia de los fallos producidos, se podrán detectar y corregir las deficiencias que pudieran existir en la organización, evaluación, planificación o ejecución de la actividad preventiva de la empresa.

La investigación de los daños tiene sólo una finalidad preventiva y no pretende establecer responsabilidades de ningún tipo.

Las investigaciones han de concluir con la identificación de causas sobre las que resulte posible actuar y la determinación de las correspondientes medidas preventivas, que han de ser concretas y viables.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación