Cómo y cuándo cambiar de asesoría

Para cualquier empresa o autónomo contar con un buen servicio de gestoría es esencial. Pero puede ocurrir que después de un tiempo de trabajar con una de ellas hayas decidido que quizá no es la más adecuada para ti. Si es así, no hay problema, puedes hacer el cambio muy fácilmente. En este artículo te explicamos los puntos más importantes.

Como normal general puedes hacer el cambio de gestoría en cualquier momento, salvo que tengas firmada algún tipo de permanencia. No obstante, lo más recomendable es hacerlo a principios de año. Enero e incluso febrero son los mejores meses para llevar a cabo esta gestión, una vez que has cerrado el último trimestre del año anterior. En esta época del año tienes la contabilidad cerrada y ya se han presentado los impuestos del ejercicio fiscal anterior, por lo que toda la documentación está mucho más a mano y el cambio resultará más fácil de llevar a cabo.

Realizar el cambio te resultará muy sencillo. En realidad lo único que tienes que hacer es contratar el servicio con la nueva asesoría y comunicar a la anterior que dejas de requerir sus servicios. Esto es mucho mejor si lo haces por escrito.

Tu nuevo asesor necesitará la documentación para poder desarrollar su trabajo. Es posible que incluso te dé una lista de los documentos que debes recoger en tu antigua asesoría y entregarle a él, que a grandes rasgos serán:

  • Declaraciones Censales: modelos 036 o 037.
  • Escrituras, contratos, información laboral sobre tus trabajadores, nóminas y seguros sociales.
  • Libros oficiales.
  • Libros auxiliares.
  • Cuentas anuales del Registro Mercantil.
  • Modelo 200 del Impuesto de Sociedades.
  • Declaraciones de IVA trimestrales y modelo 390 de la declaración anual.
  • Declaraciones de IRPF.
  • Modelo 347 de operaciones superiores a 3.000 €.

Además de todo lo anterior, es recomendable que pidas a tu antigua gestoría cualquier documento que le hayas entregado para hacer la gestión contable en los últimos cinco años.

Todos estos datos y documentos son de tu propiedad, por lo que tu antiguo gestor no puede negarse en ningún caso a entregártelos.

Lo habitual es que para que tu gestor lleve a cabo sus funciones de la forma más cómoda y eficiente posible le hayas concedido una serie de autorizaciones que tendrás que revocar al cambiar de asesoría. En este caso deberás revocar las autorizaciones dadas para operar en la Seguridad Social, en Hacienda y ante otros organismos.

Las asesorías son las primeras interesadas en no tener ningún tipo de responsabilidad con respecto a las actuaciones de personas o empresas que ya no son sus clientes. Por lo que lo normal es que te faciliten toda la documentación necesaria rápidamente y sean ellas mismas las que te hagan firmar la revocación de autorizaciones a la que hacíamos mención antes.

Una vez que tengas en tu poder toda la documentación, debes entregarla lo antes posible a tu nuevo gestor. Autorizándole también para que realice los trámites ante la Seguridad Social y ante Hacienda en tu nombre.

Lo normal es que el proceso de cambio esté hecho en apenas unos días. Es más, incluso es posible que sea tu nuevo asesor el que se encargue de reclamar toda la documentación y de hacer todos los trámites para que el cambio se haga efectivo lo antes posible.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidadCláusula de protección de datos y políticas de privacidad

Código de seguridad
Refescar

Aviso legal - Política de cookies y configuración. Encontrará la información sobre Protección de datos en los diferentes formularios de la página donde se puedan solicitar datos personales