Cómo redactar un protocolo familiar para pymes

protocolo familiar para pymes

El Protocolo Familiar es la herramienta/documento que regula todos los aspectos relacionados con la continuidad de la empresa familiar. Sirve para anticiparse a los posibles problemas futuros que pueden surgir entre la familia y el negocio; y para dar directrices, aceptadas por todos, para resolverlos.

Esquema y contenido

No existe un formato oficial para los protocolos de empresas familiares, pero ha continuación mostramos algunas de las partes que se suelen incluir:

  • Historia de la empresa:

    • Constitución de la empresa: Identificación de los fundadores, de sus cónyuges y de su familia; así como una descripción de todas sus trayectorias vitales y profesionales.

    • Etapas por las que ha pasado la empresa desde su constitución hasta el momento actual. Se trata de una recopilación de hechos significativos.

    • Evolución del negocio.

  •  Valores familiares:

    • Aquellos valores de la familia que se han trasladado a la empresa y se consideran signos de identidad de la misma, incluidos los más importantes aportados por los fundadores.

  • Valores corporativos:

    • Ejemplos de valores corporativos son: el estándar de calidad del producto y del servicio ofrecido a los clientes; la búsqueda de mejora continua y de atención al mercado; la búsqueda de la excelencia tanto en el equipo humano como en los productos; los valores proyectados por la marca (modernidad, innovación…) y por el apellido familiar identificado con la misma…

  • Perspectivas de futuro: relevo generacional y propiedad.

    • Planificar el futuro de la empresa contemplando la forma social más adecuada para los planes previstos y las posibles situaciones de divorcio (y liquidación de bienes) dentro de la familia. También es necesario contemplar una posible diversificación, en ramas de producción, de la empresa entre varios sucesores. 

    • Las situaciones en las que se debe aceptar la pérdida, por parte de la familia, de la propiedad de la empresa (diferencias irreconciliables o comunicación inviable en el seno familiar, oferta económica ventajosa…) deben estar registradas con los procedimientos y la mayoría exigible para tomar la decisión. Es recomendable la mayoría cualificada.

  • Determinar la participación de los familiares en la gestión de la empresa (presente y futura).

  • Determinar las condiciones de jubilación de los gestores del negocio.

  • Determinar el papel de los familiares accionistas o participes del negocio.

  • Determinar las clases de acciones, participaciones sociales y participaciones privilegiadas. La propiedad del negocio en acciones y participaciones debe contemplar el derecho a voto y el régimen de titularidad de las mismas para los matrimonios. Es necesario crear un régimen estatutario que contemple las posibles restricciones en la transmisión de las mismas.

  • Determinar y definir (miembros, funciones, obligaciones, responsabilidades, beneficios…) los órganos sociales, de carácter familiar, no regulados por ley: algunas cuestiones de la Junta General y el Consejo de Administración; el Consejo de familia (o de honor); el Comité de seguimiento del Protocolo; el Comité de seguimiento de formación de sucesores... Estos órganos pueden asumir la función de posibles despidos de familiares.

  • Determinar y definir la Junta General.

  • Determinar y definir el Consejo de Administración.

  • Determinar el régimen de trabajo en la empresa y derechos económicos de los miembros de la familia.

  • Establecer medidas extrajudiciales (mediación y arbitraje) para las diferencias de interpretación del Protocolo.

  • Establecer la duración, el proceso de revisión y de incorporación de nuevos apartados (constitución de nuevas sociedades, donaciones, ventas o permutas, capitulaciones, testamentos, particiones hereditarias, etc.); así como las excepciones al mismo (requisitos que se han de dar y procedimiento de actuación).

  • Cláusula “con gratitud” (cláusula de cierre del Protocolo escrita normalmente por el fundador o sus sucesores).

Documentos adjuntos

Se deberán incorporar al Protocolo, tanto en su creación como en las posteriores revisiones, todos los documentos complementarios que sirvan para su correcta interpretación y ejecución. Por ejemplo: copias de escrituras de constitución, de capitulaciones o de testamentos; memorias de gestión; organigramas; estados contables aceptados; valoraciones del patrimonio empresarial y familiar relacionado con la empresa…

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación