91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Autónomo, tú también puedes tener un becario

Becario Autonomo

Para un autónomo tener un empleado es una buena manera de conseguir disminuir su carga de trabajo y, a la vez, atender de la mejor forma posible a los compromisos con los clientes. Lo que ocurre es que muchos profesionales no pueden asumir el elevado coste que implica una contratación. Sin embargo, eso no implica que no puedas tener a alguien que te eche una mano, ya que puedes contar con la ayuda de un becario.

¿Qué es un becario?

Es una persona que está llegando al final de su formación y que, sin embargo, no cuenta con demasiada experiencia laboral en su campo de estudio, o directamente no tiene ninguna experiencia.

Ser becario es una forma de entrar en el mercado laboral y empezar a poner en práctica los conocimientos aprendidos durante los años de estudio, con el objetivo de tener un currículum que resulte más interesante para empresas o profesionales que quieran contratar a personas con ese perfil.

Pasos para contratar a un becario

Hablamos de “contratar” para entendernos mejor, pero recuerda que la relación entre autónomo y becario nunca es una relación laboral. Aquí no hay un contrato de trabajo, sino que debes firmar un acuerdo de colaboración con una universidad u otro centro de estudios.

El becario será un alumno de ese centro educativo. A veces lo eliges tú y luego firmas el convenio de colaboración, o bien firmas el convenio y el centro de estudios se encarga de mandarte a alguien que encaje en el perfil profesional que estás buscando.

En cualquier caso, el convenio debe incluir todos los datos de identificación del alumno, la fecha de inicio y de fin de la beca, la duración de la jornada diaria, las competencias que va a  desarrollar, etc. Por eso no tienes que preocuparte demasiado, ya que es el centro educativo el que suele encargarse de este trámite. No obstante, revisa bien el convenio antes de firmarlo y si ves que hay cualquier error solicita su subsanación.

¿Cuánto cobra un becario?

Al no existir una relación laboral no tienes que pagarle una nómina al becario. Lo que se suele abonar en estos casos es una ayuda al estudio. Se trata de una cantidad que busca compensar al estudiante por los gastos en los que tiene que incurrir para ir a “trabajar” (por ejemplo si se tiene que pagar el transporte), pero no hay duda de que también ayuda a incrementar la motivación y el interés de los estudiantes por las becas de trabajo.

¿Hay que darle de alta en la Seguridad Social?

Desde principios del año 2019 los becarios, reciban o no una compensación económica por su labor, tienen que estar dados de alta en la Seguridad Social. Esto permite dar una mejor protección a esta figura y, además, controlar que no se excedan los tiempos y no se abuse de ella. La cuantía a pagar es muy baja, está en torno a los 40 euros al mes e implica cotización por contingencias comunes, enfermedades profesionales y accidentes de trabajo.

La relación entre el autónomo y el becario

Como hemos señalado antes, no estamos ante una relación laboral, y debes ser consciente de que hay cosas que no puedes exigirle al becario. Está allí principalmente para aprender, así que tú debes asumir un rol de tutor.

Es normal que durante los primeros días tengas que dedicarle algo de tiempo a tu nuevo colaborador para que aprenda a hacer las tareas que le has encomendado, que deberían estar relacionadas con aquello que ha estudiado.

El becario te apoyará a ti en tu labor profesional, pero tú también debes apoyarle en su desarrollo profesional. El objetivo es que la experiencia sea positiva para ambas partes.

Por otro lado, una vez que el becario haya terminado su labor tú tienes la obligación de emitir un informe final que incluya el número total de horas que ha estado trabajando y tu valoración sobre su desarrollo profesional.

Si has tenido suerte y tu becario resulta ser un diamante en bruto, no puedes extender la beca, pero puedes planearte contratarlo a través de un contrato de prácticas una vez que haya acabado su formación.

Te interesa:

Deducir la cuota de autónomos de los administradores

La ley exige que en determinadas situaciones los administradores societarios coticen a la Seguridad Social en el Régimen de Autónomos.…

Innovación en las pymes: una visión global

La innovación está tradicionalmente ligada al proceso de Investigación y Desarrollo experimental (I+D). De hecho, los gastos contemplados por el…

Leasing y renting. Ventajas e inconvenientes

El leasing y el renting son dos modalidades de alquiler de vehículos, bienes inmobiliarios y equipos que pueden ser muy…

Cómo sacarle partido a Google Analytics

Google Analytics es una herramienta gratuita, eficaz y que y ofrece multitud de posibilidades para conocer a los usuarios de…

Competencias directivas

Desgranamos los valores y necesidades que hacen que un líder de equipo trabaje de forma eficaz al frente de un…

Cómo tramitar subvenciones o ayudas

Antes de iniciar un negocio o poner en marcha un proyecto empresarial, conviene informarse de si existe algún tipo de…