91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

¿Cómo finalizar un ERTE?

¿Cómo finalizar un ERTE?

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) es una medida que permite a las empresas suspender o reducir los contratos de sus empleados de forma temporal cuando concurren motivos justificados para ello.

El pasado mes de marzo muchas empresas se acogieron a esta medida para poder hacer frente a las consecuencias del confinamiento decretado con la entrada en vigor del estado de alarma. Pero ahora que todo va volviendo a la normalidad, es momento de que los trabajadores recuperen su actividad. 

En este caso hay dos opciones, la empresa puede sacar solo a algunos de sus trabajadores del ERTE y dejar que otros sigan en esa situación si ahora mismo no necesita su plantilla al 100%, o directamente puede recuperar a todos los trabajadores y dar por finalizado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Procedimiento para sacar trabajadores del ERTE

ERTE presentado a través del Ministerio de Trabajo

En este caso hay que preparar un documento indicando el número de expediente asociado al ERTE y enunciar los trabajadores que van a salir del mismo. Se puede usar tanto el formato Word como un Excel.

A continuación hay que presentar este documento en el Registro General de la Sede Electrónica del Ministerio. El mismo documento se envía por correo electrónico a la sede provincial del SEPE.

ERTE presentado a través de la Comunidad Autónoma

Cada Comunidad Autónoma tiene su propio procedimiento, pero en realidad todos ellos son muy similares a los que utiliza el Ministerio de Trabajo. 

La entidad pública ante la que ha de presentarse el documento puede variar, pero suele ser el Registro de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo. Por lo que respecta a dicho documento, el contenido es siempre el mismo: número de identificación del ERTE e identidad de los trabajadores que van a salir de él.

Además, es necesario mandar copia de ese documento mediante correo electrónico a la delegación provincial del SEPE que corresponda en cada caso.

Modificación del ERTE

En algunos casos la empresa necesita recuperar a sus trabajadores pero no que vuelvan a recuperar su jornada completa. Lo que puede hacer entonces es pedir una modificación del ERTE, para que pase de ser de suspensión de contrato a reducción de jornada.

Así, el empleado afectado volverá a trabajar pero lo hará solo a media jornada. La empresa le pagará el sueldo correspondiente al trabajo efectivamente realizado y cobrará además la parte proporcional del ERTE.

El procedimiento es muy similar a los anteriores. Basta con crear un documento identificando el expediente y los trabajadores afectados y comunicarlo a los organismos competentes.

Lo que no permite la normativa es meter en el ERTE a un trabajador que no estaba en él. Si la empresa necesita hacerlo no va a tener más remedio que solicitar un nuevo Expediente de Regulación Temporal del Empleo.

En cuanto a los trabajadores que ya han sido sacados totalmente del ERTE, estos no pueden volver a él salvo en los casos de fuerza mayor parcial.

Procedimiento para suspender el ERTE

Las empresas que quieran recuperar el 100% de su plantilla y que los trabajadores vuelvan a tener su jornada habitual, deben comunicar al SEPE la renuncia total al ERTE con al menos 15 días de antelación.

El propio ERTE pone a disposición de las empresas un documento de solicitud unificado que hay que rellenar con los siguientes datos:

  • Código de cuenta de cotización de la empresa.

  • Número de trabajadores afectados por el ERTE.

  • Fecha de baja (será el primer día que los trabajadores vuelvan a la actividad).

El documento se envía en formato Excel a través del Registro Electrónico Común de las Administraciones Públicas a la dirección provincial del SEPE de la provincia en la que está el centro de trabajo afectado. También se puede enviar directamente por correo electrónico al correo electrónico de la dirección provincial del SEPE que corresponda.

Te interesa:

Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) regula en los estados miembros de la UE la protección de datos…

Factoring y Confirming

El factoring es un servicio de anticipo de facturas mediante la venta a plazos, mientras que el confirming es una…

Cómo ser más productivo en la empresa

La productividad es una cuestión que preocupa tanto a las empresas como a los autónomos. Aunque la media diaria de…

El informe pericial en la empresa

Cada vez son más las empresas que se animan a contar con los servicios de un perito que elabore un…

Seguros de caución o garantía

Cuando se firma un contrato surge una relación jurídica de la que se derivan derechos y obligaciones para ambas partes,…

Identidad corporativa ¿qué es y cómo desarrollarla?

La identidad corporativa de una empresa son los atributos que la conforman y la definen.  Es lo qué es y…