La inspección de trabajo

Inspección de trabajo

Es importante conocer cómo actuar ante una inspección de trabajo, así como la documentación que puede ser solicitada y cómo proceder para reclamar una hipotética sanción.

Los inspectores de trabajo pueden presentarse tanto ante las empresas, como ante los autónomos. Además, es muy importante saber que estas visitas no tienen porqué ser puestas en conocimiento de la persona objetivo, es más, lo común es que suelan realizar por sorpresa.

Cabe remarcar que como norma general estás auditorías son rutinarias o por orden judicial, no obstante, cabe la posibilidad, entre otras, que la misma venga precedida por la denuncia de una tercera persona, la cual pone en conocimiento del organismo que nos ocupa lo que el interpreta como una irregularidad en la gestión del examinado.

Ante una inesperada supervisión el mejor consejo es no ponerse nervioso y colaborar en todo momento con la inspección laboral. Algo que se debe tener muy presente es que nunca se debe impedir la entrada a este funcionario o grupo de ellos, pues son una autoridad y ante tu negativa podría haber muchas repercusiones legales, inclusive podrían optar por entrar a la fuerza en colaboración con las fuerzas de seguridad, con lo que ello conlleva.

Otro caso será que el lugar de trabajo sea el de el propio domicilio privado, en ese caso sólo será posible su acceso si se lo permite o si le ampara una orden judicial.

La documentación que se puede requerir es toda aquella que tenga relación con los trabajadores y demás de la propia empresa. Ejemplos son los justificantes de pago de los salarios, partes de altas y bajas de los empleados, acreditativos conforme se está inscrito y se paga a la Seguridad Social, contratos de trabajo oficialmente inscritos, documentación relativa a la prevención de los riesgos laborales, escrituras societarias, acreditación IAE, etc.

En el caso de que se levante un acta por infracción, se notificara mediante correo certificado en un plazo no superior a 10 días hábiles desde la firma del acta. Si fuera el caso, los puntos que deben seguirse son los siguientes: comprobar todos los datos que se muestran en la notificación, leer muy bien lo que dice y asegurase de su contenido, y si se opta por la reclamación, aportar pruebas de lo que se está alegando será muy beneficioso.

Si finalmente no queda otra opción que proceder a petición resolutoria a nuestro favor, a partir de la recepción de la notificación se cuenta con 15 días hábiles para presentar todas aquellas alegaciones que se crean convenientes en post de reclamación. Además, recordar que se tiene derecho a solicitar la vista completa del expediente sancionador.

Comentarios (0)

Todavía no hay ningún comentario

Deja tus comentarios

  1. Puedes publicar tus comentarios como usuario invitado o registrarte. Si ya estás registrado, accede aquí:
0 Caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación