Buenas prácticas en el ámbito de la gestión de personal

El capital humano es el principal valor de las pymes, pues sus trabajadores son los que ejecutan la “misión” de la empresa y trabajan por la consecución de los objetivos empresariales. Por lo tanto, gestionar de manera correcta el capital humano de una empresa es hacerla más competitiva y eficiente.
Las buena prácticas en en el ámbito de la gestión de personal están orientadas a la inversión en seguridad y salud laboral, formación, políticas de igualdad, medidas de conciliación laboral, desarrollo profesional y gestión de los recursos humanos.
Estas buenas prácticas engloban tanto a los trabajadores de la empresa como a los futuros trabajadores, pues incluyen consejos para la contratación responsable.
Prácticas socialmente responsables

- Adoptar prácticas no discriminatorias en la contratación (ya sea por pertenencia a minorías étnica, sexo, edad, estado civil, etc).
- Elaborar un plane de Igualdad de Género e implantarlo en la empresa
- Facilitar la conciliación de la vida laboral y personal (por ejemplo, con reducción desornadas, habilitando el teletrabajo, libertad horaria, etc).
- Limitar la contratación temporal a lo estrictamente necesario y promover la contratación estable para reducir la precariedad en el emplo.
- Promover la formación dentrote la empresa, mediante la creación del plan de formación y su aplicación.
- Reducir la siniestralidad en la empresa, desarrollando las medidas en materia de Prevención de Riesgos y optimizando las medidas de salud e higiene.
- Optar por las medidas de inserción laboral de personas discapacitadas y otros colectivos desfavorecidos.
- Facilitar el aprendizaje, adaptación e integración de l@s nuev@s emplead@s.
- Procurar el trasvase de conocimientos y la comunicación entre los trabajadores expertos y las personas que llegan nuevas a la organización.
- Favorecer la participación en la empresa, implicando a los trabajadores en la toma de decisiones y delegando funciones.
- Mantener una comunicación continua con los trabajadores (ya sea a través de reuniones, boletines de información, etc).

Beneficios de la responsabilidad social en la gestión de personal

Menor conflictividad laboral y mejora del ambiente laboral.
Mayor vinculación del personal con la empresa.
Mayor capacidad de atraer y retener el talento en la organización.
Aumento de la productividad.
Mejor proyección social y pública de la empresa.
Mayor capacidad de innovación.
Mejor gestión del aprendizaje organizacional.
Mejora en la relación con los clientes.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados. No publicaremos los comentarios spam ni con contenidos ofensivos, falsos o con datos personales. Al enviar un comentario, usted acepta nuestra Cláusula de protección de datos y políticas de privacidadCláusula de protección de datos y políticas de privacidad

Código de seguridad
Refescar

Aviso legal - Política de cookies y configuración. Encontrará la información sobre Protección de datos en los diferentes formularios de la página donde se puedan solicitar datos personales