91 197 67 48    hola@redautonomos.es

banner segunda oportunidad

Contratos para trabajadores en situación de exclusión social por empresas de Inserción (bonificado)

Requisitos del trabajador:

  • Estar desempleado, inscrito en el INEM, y en situación de exclusión social. La exclusión social debe ser acreditada por los servicios sociales competentes. Afecta a los siguientes colectivos:
    • Perceptores, y miembros de la unidad de convivencia, de rentas mínimas de inserción o cualquier otra prestación de igual o similar naturaleza.
    • Personas que hayan agotado el periodo máximo de percepción de la prestación anterior o que no puedan acceder a ella por falta del periodo exigido de residencia o empadronamiento o para la constitución de la unidad perceptora.
    • Jóvenes de entre 18 y 30 años procedentes de Instituciones de Protección de Menores.
    • Drogodependientes o afectados por otros trastornos adictivos que se encuentren en situación de rehabilitación o reinserción social.
    • Liberados condicionales, ex reclusos y reclusos cuya situación penitenciaria les permita acceder a un empleo, y menores internos, ex internos y aquellos que se encuentren en situación de libertad condicionada, siempre que no se trate de una relación laboral especial (artículo 1 del Real Decreto 782/2001, de 6 de julio).
    • Personas procedentes de centros de alojamiento alternativo y de servicios de prevención e inserción social autorizados por las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla.
  • No tener relación de parentesco, hasta el 2º grado incluido, con el empresario, los directivos, los miembros de los órganos de administración de las sociedades o con las contrataciones que se produzcan con estos últimos. No se aplicará esta exclusión en el caso de autónomos sin trabajadores a su cargo que contraten a un familiar menor de 45 años que no conviva con él o no esté a su cargo.
  • No haber estado vinculado a la empresa o grupo empresarial, en los 24 meses anteriores a la contratación, mediante un contrato indefinido.
  • No haber estado vinculado a la empresa o grupo empresarial, en los 6 meses anteriores a la contratación, mediante un contrato temporal, formativo, de relevo o de sustitución por jubilación.
  • No haber terminado una relación laboral indefinida (excepto si es despido improcedente o colectivo) en los 3 meses anteriores a la formalización del contrato.

Requisitos de la empresa:

  • Estar al corriente de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social.
  • No haber sido excluida de los beneficios de los programas de empleo (artículo 46 del R. D. legislativo 5/2000, de 4 de agosto. BOE de 8 de agosto).
  • Ser sociedad mercantil o cooperativa calificada como empresa de inserción; y tener como objeto social y actividad económica la integración y formación sociolaboral de personas en situación de exclusión social.
  • Estar promovidas y participadas por entidades sin ánimo de lucro, asociaciones sin fines lucrativos y Fundaciones, que promuevan la constitución de empresas de inserción, y cuyo objeto social contemple la inserción social de personas desfavorecidas. La participación será: para las sociedades mercantiles de, al menos, un 51 % del capital social; para las sociedades cooperativas y sociedades laborales la participación deberá estar en los límites máximos recogidos en las diferentes legislaciones que les sea de aplicación a los socios colaboradores o asociados.
  • Estar inscritas en el Registro correspondiente, así como en el Registro Administrativo de Empresas de Inserción de la Comunidad Autónoma.
  • Mantener anualmente, durante 3 años, un mínimo del 30% de trabajadores en proceso de inserción. A partir del cuarto año el mínimo es del 50%. El total de la plantilla no puede ser inferior a 2.
  • No realizar actividades económicas distintas a las de su objeto social.
  • Aplicar, como mínimo, el 80 % de los excedentes disponibles a la mejora o ampliación de sus estructuras productivas y de inserción.
  • Presentar anualmente un Balance Social que incluya: memoria económica y social, grado de inserción en el mercado laboral ordinario, composición de la plantilla, información sobre las tareas de inserción realizadas y previsiones para el próximo ejercicio.
  • Disponer de los medios necesarios para cumplir con los compromisos, derivados de los itinerarios de inserción sociolaboral.
  • Las empresas que extingan o hayan extinguido relaciones laborales bonificadas mediante despido improcedente o despido colectivo quedarán excluidas durante 12 meses de las ayudas (bonificaciones) contempladas.

Formalización y duración:

  • Podrá formalizarse el contrato con carácter indefinido (incluida la modalidad de fijo discontinuo) o temporal, a jornada completa o parcial, mediante modelo oficial y se comunicará al INEM en los 10 días siguientes a su concertación.
  • En el caso de contrataciones a tiempo parcial la jornada laboral, diaria o semanal, deberá ser superior a la mitad de la jornada del trabajador a tiempo completo comparable.

Bonificaciones:

  • Contrato indefinido: una reducción de la cuota empresarial a la Seguridad Social de 70,83 €/mes (850 €/año) durante 3 años.
  • Contrato temporal: una reducción de la cuota empresarial a la Seguridad Social de 70,83 €/mes (850 €/año) durante toda la vigencia del contrato.
  • No se conceden las bonificaciones cuando se trate de relaciones laborales de carácter especial.
  • La obtención de bonificaciones sin cumplir los requisitos dará lugar a la devolución de las mismas con recargo e intereses de demora.
  • La suma de las ayudas obtenidas por el empresario, para un trabajador indefinido, no pueden superar el 60% del coste salarial anual.
banner lateral 2oportunidad